Cultura del Ahorro en el Perú: “A mayor tranquilidad, mayor felicidad”

A pesar de haber crecido en los últimos años el monto de ahorros en el Perú, éste todavía está por debajo del promedio de los países de la región. Coinciden las encuestas en que un porcentaje cercano al 40% de peruanos prefiere guardar sus ahorros en su casa, ello debido, principalmente, al desconocimiento del sistema financiero y a la desconfianza del público. Esta situación se agrava si consideramos que el 80% de las personas gasta cada mes más dinero de los ingresos que percibe, lo que origina un sobre endeudamiento que conlleva en algunos casos a que más del 40% de las remuneraciones (incluyendo gratificaciones) se destinen a pagar las deudas, cuando lo recomendable es no excederse del 30%.

upn_AHORROLamentablemente, no se priorizan los gastos (alimentación, vivienda, vestido, salud, educación, transporte, entretenimiento, otros) y no se planifica la vida para la tercera edad, cuando lo aconsejable es pensar en el futuro para disfrutar de una pensión digna que permita mantener una calidad de vida adecuada. El uso desmedido y no programado de las tarjetas de crédito, para gastos no prioritarios y con excesivos plazos de pago, influye negativamente en la economía familiar. La tasa de interés activa y la tasa de interés moratoria cobrada por las entidades financieras y comerciales, incrementan el costo de los productos y limitan las posibilidades de ahorro.

Es por tanto necesario explicar a la población los beneficios del ahorro para vivir ordenadamente y afrontar serenamente la etapa de la jubilación. Así por ejemplo, mostrar las bondades del ahorro previsional a través de los aportes a una AFP u ONP. En varios países existen programas provisionales obligatorios, que han demostrado ser exitosos y por ello han sido muy bien aceptados por las personas.

La cultura de ahorro, nace y se desarrolla desde la casa. Cuando los padres de familia brindan una educación financiera básica a sus hijos, a través de un sano y oportuno consejo de cómo administrar las propinas semanales, están contribuyendo vivamente a formar personas que son conscientes del precio de los bienes y servicios, y por tanto aprecian desde temprana edad la importancia del ahorro.

Las personas que creen en la cultura del ahorro y la ponen en práctica, generalmente viven con mayor tranquilidad y salud, lo que a su vez genera en ellas y en sus familias mayor felicidad.

*El presente post es una colaboración de Augusto Cáceres Rosell, decano de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

1 respuesta

  1. Emérita Carrasco Huamancha dice:

    Que importante que se promueva la cultura del ahorro desde los hogares, el cual lo hago desde el aula a mi cargo y de verdad las niñas lo toman como un padre nuestro. Gracias a ello han decidido seguir ahorrando durante sus vacaciones y evitar el consumo de productos chatarras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *