“Lo que vivo y aprendo en la UEM no tiene costo”

Partí de Lima a Madrid el 25 de diciembre de 2014. Doce horas después desembarcaba en el país que me acogería por un año, iniciando una etapa que marcaría mi vida por completo. Cuatro días después conocí mi centro de estudios, la Universidad Europea de Madrid. Sentí una alegría que jamás imaginé al momento de matricularme: pude ver la bandera peruana entre varias dispuestas en el patio principal.

upn_blogs_servicios_globales_testimonio_UEM

Pasaron los días y además de organizar mis actividades académicas, me fui adaptando al frío clima de Madrid y al cambio de hora. Pero sé que todo cambio es bueno cuando uno se propone conseguir un objetivo.

Mi primera clase fue el 7 de enero. Fue un día en que me levanté muy temprano: era mi primera clase en el extranjero. La dinámica académica me permitió conocer amigos de diferentes partes del mundo, con los que compartimos la cultura de nuestros países. Más adelante supe que la Facultad de Derecho, a la que pertenezco, cuenta con una sala donde los alumnos simulan juicios y otras actividades jurídicas.

Por otra parte, la biblioteca de la universidad te presta hasta 10 libros por semana y en algunas ocasiones la solicitud puede ser por 15 días. La biblioteca tiene asimismo una selección de libros de la que puedes elegir uno como obsequio, lo que me parece genial para estimular la lectura. Me siento feliz, las clases son muy interesantes y en todo momento hay conexión con los profesores. Todos ellos son expertos en las materias que imparten y nos dan la posibilidad de contactarlos fuera de clase. Habitualmente es a través del correo electrónico, medio por el que también los maestros nos hacen llegar las actividades de clase y por el que podemos enviarles nuestros trabajos. Con el objeto de mejorar nuestro desempeño en lengua extranjera, una de las clases se dicta en inglés.

Han pasado cuatro meses desde llegué a Madrid y les aseguro que estoy viviendo una experiencia única e inolvidable. Los animo por tanto a dar este paso, pues aprenderán nuevas cosas, tendrán nuevas amistades y estarán en una universidad que posee espacios ideales para el estudio. Tenemos además áreas verdes, lagunas, pista atlética, campos de tenis, básquet, fulbito y vóley, ciclovías y una piscina temperada.

La Universidad Europea de Madrid nos brinda estas comodidades para nuestra mejor educación.  Lo vivido y aprendido no tiene costo y representa una experiencia para toda una vida.

*Este post es una colaboración de Richard Jhonson Vera Vasquez, estudiante de la carrera de Derecho, quien actualmente está realizando su intercambio en la Universidad Europea de Madrid.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 3,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *