Secretos para una buena exposición

Hay quienes aseguran que la exposición de un trabajo es una de las instancias más difíciles de la vida académica. Desde titubeos, un tono de voz bajo, vacíos de la memoria hasta el nunca bien comprendido pánico escénico, cuando salimos al frente estamos expuestos a estas y otras circunstancias, de manera que una presentación elaborada con el mayor esmero podría arruinarse en cuestión de segundos.

upn_exposicion_universitaria

Existen sin embargo acciones que nos ayudarán a realizar exposiciones que además de dejar una buena impresión en el jurado, nos permitirá vencer en el tiempo las dificultades que hemos mencionado. Recuerda que la práctica hace al maestro. Te detallamos algunas recomendaciones en las siguientes líneas:

  1. Preparación. No dejes para el final el repaso de tu exposición. Procura revisarla con días de anticipación y aun cuando el trabajo sea grupal y te corresponda disertar sobre parte de él, lo aconsejable es que todos los integrantes conozcan el tema de manera global. Eso les dará un dominio valioso de los tópicos.
  2. Seguridad. El aplomo nace del conocimiento. No se trata únicamente de dar la impresión de que sabemos algo, sino de que efectivamente lo sepamos. Es importante, además, controlar en todo momento la ansiedad y los nervios.
  3. Elemento de apoyo. Puede ser una hoja de ayuda o una frase escrita en un power point que te recuerde dónde estás y hacia dónde vas.
  4. Esquema de la exposición. Es una pauta que te ayuda a mantener el orden y el hilo de tu presentación. Procura estructurarla en base a ideas fuerza o “bullets”, como se les llama en inglés.
  5. Ensayar ante un espejo. Es una técnica que te permitirá hacer ajustes a tu desenvoltura, un ítem que suele ser materia de evaluación.
  6. Hablar despacio y con claridad. Expresa tus ideas sin precipitación y en lo posible precísalas. Este ejercicio sumará a tu aplomo.
  7. Bebe agua. Sentirás que tu voz se aclara, se despeja tu garganta y te relajas.
  8. Mira a tu público a los ojos. De esta manera ganarás atención porque quienes te oyen sentirán que te estás dirigiendo a ellos.
  9. Coordina con tu grupo. Es muy recomendable hacer un ensayo grupal y buscar que haya un tono y modo expositivo sin grandes diferencias. Ante la posibilidad de que falte algún integrante, contemplen un plan alternativo.
  10. Procura ir más allá de tus temas de exposición. Es importante que, además de lo que corresponde a tu exposición, investigues temas colaterales. Es el valor agregado en conocimientos que te posibilitará grandes performances.

Fuente:

http://peru.com/actualidad/educacion

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 1,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *