Retos y beneficios de la economía circular

El concepto de economía circular se origina en los años 70 a través de diferentes disciplinas con el objetivo de mantener los productos, componentes y materiales en su máxima utilidad y valor, distinguiendo a la vez los ciclos técnicos de los biológicos. Las aplicaciones prácticas se dan en sistemas económicos modernos y procesos industriales, pues sus ventajas en términos de impacto ambiental y económico aún no se aprovechan en la magnitud que corresponde.

upn_blog_ing_circular-econ_25 jun

Adoptar el reto de la economía circular representa una manera de aligerar la responsabilidad de contaminar el planeta gracias a la reutilización de los materiales. Ya son varias las empresas que se han embarcado en la aplicación del concepto de circularidad, integrando en su cadena de valor desde la responsabilidad por el planeta hasta el cliente final. Y esto porque el compromiso de ser parte de una economía circular es la manera de contribuir a la protección del medio ambiente con el uso eficiente de los recursos. Dado que cada empresa tiene sus particularidades, tendrá por lo tanto diferentes dificultades en implementar sus procesos hacia una economía circular.

Se conoce que la reutilización de materiales tiene impacto positivo en el ambiente, pero son varias las empresas que aún necesitan apreciar resultados más claros y evidentes. Los casos de empresas que están comprometidas en una economía circular han demostrado ahorros significativos en materia prima y otros materiales, como por ejemplo los empaques. Un estudio de la Fundación Ellen MacArthur ha demostrado que en la industria manufacturera europea se ha ahorrado en materia prima un  promedio del 19 al 23%.

Las empresas que han adoptado una economía circular la consideran como una oportunidad para lograr objetivos estratégicos de mediano-largo plazo, creando valor al negocio con una visión que va más allá de una simple acción táctica de corto plazo. Además de promover el cuidado del medio ambiente, la economía circular no tiene ningún impacto en la calidad de los productos y componentes que se realizan con material reciclado. El “plus” que brinda directamente a la empresa es la incubación de la innovación en la estrategia empresarial, sea por la manera como las empresas trabajan los materiales, por los tipos de producto que los clientes adquieren o por la creación de oportunidades de trabajo.

Gran Bretaña lidera actualmente a nivel global la aplicación de la economía circular, demostrando que el uso eficiente de los recursos se traduce en una mayor estabilidad económica, la reducción de las emisiones de CO2, la creación de oportunidades de trabajo y sobre todo de nuevas micro empresas.

* Este post es una colaboración de Max Arroyo Ulloa, docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *