La educación ante el impacto de la Revolución 4.0: el rol de los docentes

La educación ante los impactos de la Revolución 4.0

El País

Bajo el título de Bienvenidos a la Revolución 4.0 (Todo lo que necesitas saber para triunfar en la era digital), su autor Fernando Botella dio una entrevista hace unos días a Regina de Miguel que fue publicada en la revista virtual Educación 3.0. Muchos de los puntos tocados en la misma son muy actuales, pero a la vez muy discutibles en un terreno de arenas tan movedizas como es el de la educación.

Reflexionaré sobre algunas de las preguntas y principalmente sobre las respuestas brindadas por el autor, que con 20 años de experiencia en dirección y biólogo de carrera se sumerge en el futuro que se nos depara en la educación y cómo las profesiones tendrán que ir virando los nortes si es que no desean, en su terquedad, desaparecer del juego.

La entrevistadora parte de la afirmación que ya estamos viviendo una Revolución 4.0, y tal vez no se equivoque. Botella nos dice: “No es diferente a muchas otras revoluciones”, y quizá tampoco se equivoque, pero si ya hemos atravesado todas las nomenclaturas: 1.0 = personas conectadas a la red. 2.0 = personas conectándose a personas. 3.0 = aplicativos que enriquecen la navegación de las personas, ¿a dónde es en realidad que apunta este nuevo cifrado?

 

Se nos habla de momentos de incertidumbre, resistencias a lo desconocido, pero que en palabras de Darwin lo resumiríamos: “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”. Y este se vuelve el punto de partida para entender hacia dónde apunta este libro.

Como sabemos, estas nomenclaturas parten de una idea muy unidireccional y pasan a dar un salto exponencial -“el más importante” (desde mi punto de vista)- cuando el usuario se vuelve un ente activo en el contenido mismo de la información, para llegar a una nube (esperemos que no sea la de Aristófanes) que se sustenta en aplicativos diversos.

Es urgente plantearnos la pregunta ¿y la educación en dónde está?, ¿en qué punto de esta nueva evolución para la humanidad se ubica? Y Botella, con honestidad brutal pero digna de aplaudir, nos da malas noticias: “Uno de los grandes pilares de la civilización como es la educación se está quedando atrás”. Y como lo sabemos los docentes, no es por falta de empeño, ni de ganas, que en la palabra resiliencia nadie nos gana; sino que tal vez es nuestra falta de respuestas inmediatas, ese inmediatismo que tiene la tecnología de hoy y que no nos permite sentarnos a reflexionar con esos miedos sobre el qué pasará.

No planteamos, como el autor, profesores que sean especialistas en el mundo digital, sino más bien docentes que sepan aprovechar la tecnología en su propio bienestar, el de sus alumnos, sus clases, los padres y la comunidad en sí. Desde siempre, pienso, por ejemplo, en los griegos que postularon esa interacción con los alumnos y que hoy es posible con nuevas tendencias como el reverse mentoring, y que debemos entender que las profesiones de hoy y mañana, en palabras del autor, serán digitales (muchos cursos impartidos de manera virtual), cambiantes y abiertas (cada semestre en la universidad hay cambios en las propuestas por carrera), imaginativas (un docente que se repite a sí mismo queda fuera del juego).

Son los puntos a tener en cuenta en esta nueva Revolución 4.0, en la que debemos de predecir el qué pasará, docentes-vates que proyecten las nuevas rutas a seguir en la educación pensada hacia una nueva sociedad laboral.

Esta nueva revolución, o simplemente reajuste de nomenclatura nos hace estar más alerta a esos cambios que van teniendo las carreras (incluso la educación), pero que en esencia se perfilan al cómo nos interrelacionaremos en esta aldea-jungla global sin una correcta conexión. Pero principalmente, en palabras de Botella, “la humildad y la capacidad de aprendizaje y “desaprendizaje” harán que nuestra empatía se ponga a prueba y sea la única que de cierta forma nos acompañe a esta nueva forma de vivir que se nos viene”.

*Este post es una colaboración de Renato Salas Peña, docente del Departamento de Estudios Generales de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre otros temas de educación y tecnología ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *