Día Mundial de la Filosofía: ¿un día más?

En julio de 2005, mientras cursaba mi último semestre de estudios de Filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, me enteré que la UNESCO había decretado la celebración del “Día Mundial de la Filosofía”.

blog_hum_philosophy day_19 nov

En un documento escrupulosamente lleno de detalles importantes, se señalaba que el Día Mundial de la Filosofía se celebraría el tercer jueves de noviembre de cada año. Algunos de los objetivos que nos llamaron la atención en aquella época fueron: i) Promover la enseñanza de la filosofía en todos los países, ii) Alentar el análisis e investigación de los grandes problemas contemporáneos de la humanidad, y iii) Sensibilizar a la opinión pública sobre la importancia de la filosofía desde un punto de vista crítico.

La noticia se difundió rápidamente en nuestro medio. Profesores y estudiantes de la carrera de filosofía debatían sobre el tema. Pronto nos organizamos como estudiantes y apoyamos a una comisión de profesores para realizar la celebración de este día. Todos conocíamos las directivas de la UNESCO, sin embargo, interpretamos esta celebración a nuestro modo. Creo que fue unánime cuando propusimos las actividades. Lo principal era reconocer a algunos de nuestros maestros en un homenaje. Luego, debíamos tener mesas redondas sobre algún tema de interés y finalizar haciendo un brindis por la filosofía y los filósofos. Así fue. En aquella ocasión homenajeamos a la doctora María Luisa Rivara de Tuesta, quien había sido maestra de varias generaciones de estudiantes de filosofía, muchos de los cuales ya se habían convertido en maestros, y que además ha dejado investigaciones importantes sobre el pensamiento filosófico en el Perú.

También homenajeamos al doctor Juan Abugattas, que también se dedicó con mucha pasión a la docencia universitaria y que siempre motivaba el cultivo de la filosofía. Con la ayuda de los compañeros de comunicación, se prepararon dos videos de homenaje. Los homenajes y los videos hicieron que las intervenciones posteriores tuvieran un tono nostálgico más que filosófico.

Recuerdo aquellos momentos pues han sido una constante en nuestra celebración del Día de la Filosofía en nuestro país. Los años siguientes se ha seguido una lógica similar, al menos por lo que he visto en la Universidad de San Marcos, una de las pocas universidades de nuestro país que tiene un departamento de Filosofía y por lo tanto estudiantes y profesores que se dedican completamente a esta disciplina. ¿Al final qué nos queda?

Si bien la UNESCO hizo la declaración de este día y nos proporcionó los objetivos de la celebración, también nos dice que cada país puede adaptar esta celebración y puede ejercer libremente la manera de hacerlo. Considero que debemos volver al origen, es decir, retomar la inspiración inicial de esta celebración. Debemos preguntarnos: ¿Cuánto de filosofía se enseña en la secundaria en el Perú? ¿Qué se enseña en los cursos de filosofía de las universidades peruanas y cómo se hace? ¿Cuál es el papel de los filósofos frente a la sociedad actual? ¿Cuáles son los problemas más importantes del mundo contemporáneo y cómo podemos encararlos? ¿Puede la filosofía ayudarnos a ser mejores ciudadanos, entender el mundo, a nuestros semejantes? ¿Tiene vigencia la filosofía en una sociedad tecnológica?

Si hacemos el ejercicio de pensar sobre alguna de estas preguntas u otras que se relacionen, o mejor aún, si nos hacemos preguntas propias con algún valor filosófico, estaríamos haciendo un justo homenaje al Día Mundial de la Filosofía. De esta forma, no será solamente un día más.

*Este post es una colaboración de Christian Córdova Robles, docente de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *