Dilemas del Tren Bioceánico

Tras la visita del primer ministro chino Li Keqiang al Perú, el estudio de factibilidad de un tren bioceánico que una Brasil y Perú ha quedado en agenda. Esta oportunidad debería aprovecharse para plantear un verdadero Plan Nacional de Transporte que proponga soluciones para articular el territorio nacional en función de los intereses del país, aprovechando el crédito y apoyo técnico de China y Brasil y reforzando el control medioambiental, que debería de delegarse a un organismo reconocido internacionalmente.

upn_blog_arq_tren bio_2 jun

De este modo, además de integrar Lima con sus ciudades medias, se podría pensar en una conexión internacional Guayaquil-Lima-Santiago mediante un tren de alta velocidad en un horizonte de diez años. Por tanto, estamos ante una iniciativa que hay que aprovechar.

El Tren Bioceánico propuesto es una gran infraestructura de conexión con el exterior que responde más a intereses extraterritoriales que a nacionales. Al Perú le falta fortalecer su desarrollo regional, articular su red de ciudades medias y reforzar todas sus infraestructuras de transporte. Este impulso se origina en la necesidad de una gran potencia mundial como China en consumir las materias primas y alimentos de  otra gran potencia como es Brasil. Al mismo tiempo, China requiere dar salida y proveer de grandes volúmenes de productos manufacturados a los mercados de la costa atlántica de América Latina sin pasar por el Canal de Panamá, que encarece los costos.

¿Existe un beneficio para el país? Sí, indiscutiblemente. Y la ventaja de posicionarse en el tablero económico mundial. También conlleva la enorme responsabilidad de los Estados del Perú y del Brasil para dividir la Amazonia, con todas las implicancias que conlleva.

¿Realmente ayudará a las comunidades nativas? Dependerá de que se cuide el planteamiento de trazado de esta gran infraestructura para que no resulten dañados los espacios santuarios de biodiversidad.

El Estado peruano debe de estar preparado, pues con el trazado comenzará una batalla especulativa por el suelo por donde pasará el tren.  El trazado en sí mismo, de llevarse a cabo, formará nuevas ciudades, que se deben planificar y no dejar que crezcan  de cualquier manera. Se deben de tomar medidas para que el provecho del incremento de la renta del suelo sea en beneficio de las comunidades y de la población en general.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 2,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *