Tasa de interés y economía en el Perú

negocios economía tasa de interés inflación

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), en sesión de directorio reciente (marzo 2016), acordó no aumentar la tasa de política monetaria (TPM), instrumento orientado al logro del objetivo de un nivel de inflación que se sitúe o tienda al rango meta establecido de 1% a 3%. A continuación una breve reseña de los canales de transmisión y de su impacto esperado en la economía.

Canales de transmisión

En un esquema de metas de inflación, las decisiones de política monetaria inicialmente se transmiten por la vía de un cambio en la TPM, el que a su vez afecta inmediatamente a la tasa interbancaria. Los cambios en esta última luego se transmiten a las tasas de captación y colocación de depósitos, lo cual posteriormente afecta a las decisiones de consumo y ahorro de personas y empresas, y en consecuencia la demanda agregada y posteriormente la inflación.

Al mismo tiempo, cambios en la TPM pueden afectar la disponibilidad general de crédito, así como distintos precios de activos que reaccionan a la tasa de interés de corto plazo, lo que refuerza la transmisión a través de los llamados canales del crédito y de precios.

Adicionalmente, como las tasas de interés interna y externa pueden diferir para activos comparables, el arbitraje entre ellas provoca fluctuaciones en el tipo de cambio nominal, que afectan la inflación y la actividad económica a través del llamado canal cambiario.

Impactos en economía en el corto plazo

La evidencia empírica disponible[1] para evaluar cómo incide una variación de tasa interbancaria sobre el producto e inflación en economía, muestra los siguientes resultados:

  • En el Perú (similar a Uruguay y muy diferente a Chile y Nueva Zelanda), la transmisión de la TPM tanto en tasas de captación como de colocación a través de variaciones en la tasa interbancaria tiende a ser mucho más débil, aunque al parecer esta tiene un impacto mayor en la tasa de captación con relación a la tasa de colocación[2].
  • En el Perú el aumento en la tasa de interés provoca un aumento temporal en actividad económica durante alrededor de cinco meses. La ausencia de una contracción en actividad económica, luego de tal aumento, puede estar asociada a la existencia de efectos hojas de balance. Así, la apreciación cambiaria asociada que sigue al alza de la tasa de interés puede ocasionar una mejora en los balances de aquellos agentes endeudados en moneda extranjera, lo cual puede generar un efecto positivo indirecto en la demanda agregada que contrarresta el efecto contractivo inicialmente dado por el canal tradicional de la tasa de interés[3]. El efecto de la tasa de interés sobre la inflación puede ser algo contraintuitivo.
  • El Perú registra un alto coeficiente de traspaso (tipo de cambio a precios). Una depreciación del TCNE de 10% provoca un aumento de la inflación (IPC) de hasta 1,8% cinco meses después del shock, efecto que tiende a ser, además, muy persistente[4]. El canal cambiario parece ser el más relevante para controlar las presiones inflacionarias.
  • La respuesta positiva de la inflación al alza de la tasa de interés (price puzzle) decrece sustancialmente cuando se incrementa la participación de los depósitos y los créditos en moneda nacional, lo cual sugiere que la transmisión de los shocks de la tasa de interés ha mejorado en la medida en que se ha intensificado el proceso de desdolarización, caso Perú.

Conclusiones

  • Los marcos conceptuales hay que someterlos a la evidencia empírica para tener claridad sobre los efectos (dirección e intensidad) de política monetaria.
  • La decisión del BCRP de mantener la TPM es adecuada, no solo por lo que pasa en la economía global (TPM de USA incluido), sino principalmente porque se ha “revertido parcialmente la depreciación cambiaria”, que es el principal canal sobre los precios.

*Este post es una colaboración de Francisco Huerta Benites, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

[1] Aplicando el modelo VAR. Una parte importante de la investigación empírica sobre política monetaria considera modelos de vectores autorregresivos (VAR) aplicados a Estados Unidos o a la Eurozona (Rev. Economía, Bcch 2012)

[2] Vinculado a la estructura, profundidad y grado de dolarización del sistema financiero.

[3] En Chile, por ejemplo, el impacto negativo de un aumento en la tasa de interés sobre el producto tarda unos tres meses en materializarse, pero tiende a ser persistente. Además, el efecto sobre la inflación en este país es más inmediato que el efecto en el producto, y adicionalmente tiende a ser muy persistente. En Nueva Zelanda hay una contracción significativa y persistente de la tasa de crecimiento del producto y de la inflación, lo cual es intuitivo.

[4] En Chile y Nueva Zelanda, la depreciación del TCNE parece tener un efecto moderado y por un lapso breve sobre la inflación.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 2,00 de 3)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *