Paradoja peruana: economía estable y conocimiento inestable

paradoja peruana economía estable negocios

En la era del conocimiento, es muy importante estudiar y comprender el fenómeno del aprendizaje. La persona aprende y como consecuencia de ello obtiene conocimiento. Este conocimiento migra a la organización desde donde se convierte en un proceso continuo de generación de nuevo conocimiento en beneficio de ella misma y de sus miembros. Es así como, a través de la isomorfosis y la metanoia, podemos gestionar el conocimiento. El conocimiento, entonces, sólo es posible a través del aprendizaje.

Saber el nivel de conocimiento de una organización permite potenciar sus fortalezas y trabajar en sus oportunidades de mejora. Es indispensable evaluar cuál es el estado actual en que se encuentra el conocimiento. Ello permitirá medir los efectos del aprendizaje y su influencia en el compromiso organizacional, satisfacción personal, retención de talentos y creación de valor.

Los negocios globales producen y/o brindan servicios en diversos entornos, por ello requieren contar con una visión colectiva para aprender y comprender las diferentes características de cada localidad a fin de ser capaces de transmitir conocimientos a sus colaboradores para que formulen e implementen competitivamente sus estrategias.

Si revisamos algunos indicadores macroeconómicos, la inversión privada en el Perú se mantendrá en el 23.0% del PBI en el 2017 y 2018.  Según informe del BCR, se espera que la inversión se recupere para el 2017-2018 con tasas de crecimiento del 5.0% considerando los proyectos de inversión programados.

Al 31 de diciembre de 2016, el saldo de inversión extranjera como aportes al capital alcanzó los US$ 24,684 millones según Proinversión. Sin embargo, la inversión en innovación, ciencia y tecnología es deficiente y llega a 0.12% del PBI, mientras que en América Latina se invierte en promedio 1.75% del PBI. En los países del OCDE, donde aspiramos ser incluidos, invierten en promedio 2.40% de su PBI.

De las cifras anteriores se desprende el requerimiento de implementar en los negocios un modelo de aprendizaje organizacional que contribuya a resolver esta paradoja; es decir, que logre reducir la brecha peruana entre los buenos resultados macroeconómicos proyectados al 2017 y 2018 y la escasa inversión en innovación, ciencia y tecnología.

La gestión de los negocios requiere conocer la filosofía de la organización que aprende, a fin de poder mejorar los resultados del conocimiento a través de la eficiente dirección de la inversión tecnológica en información y en talento humano, que son claves en el proceso de globalización. Es indispensable saber dentro de una organización el grado de oportunidades de aprendizaje, investigación y diálogo, colaboración y trabajo en equipo, visión colectiva, conectividad con el entorno, creación de sistemas de información integrados y liderazgo estratégico para el aprendizaje.

Diversas investigaciones y estudios de campo realizados en importantes organizaciones en todo el mundo han demostrado lo siguiente:

  1. La organización que aprende en la gestión del conocimiento tiene influencia significativa para los accionistas, gerentes, empleados, clientes y la comunidad en general, así como en los negocios alrededor del mundo.
  2. El aprendizaje compartido a través de la capacitación permanente de los colaboradores incrementa el nivel de compromiso de la organización.
  3. El aprendizaje fortalece el contrato psicológico y la satisfacción personal, y genera en los colaboradores el deseo de permanecer en la organización.
  4. Los empleados satisfechos aceptan como verdadero el hecho de que la organización que aprende continuará estando comprometida con ellos, ofreciéndoles crecimiento profesional y desarrollo de su línea de carrera.
  5. La organización que aprende mejora la gestión del conocimiento a través del mayor compromiso con sus empleados.
  6. La gestión del conocimiento logra en la organización y sus empleados compromiso, satisfacción y ansias por aprender.

En síntesis, el aprendizaje es holístico e integral, es decir, es un círculo virtuoso, un bucle, una cadena de sucesos que son causa y efecto recíprocamente. De hecho, se complementan varios tipos de aprendizaje: individual, en equipo, organizacional, e inter organizacional. Cada uno de ellos es una fuente y al mismo tiempo un uso del otro. Se puede iniciar por cualquiera, lo interesante es que nunca se termina de aprender,  porque es un modelo circular que se nutre permanentemente. Este aprendizaje total nos conducirá al cierre de la brecha entre la economía estable y el conocimiento inestable para así terminar con esta perversa paradoja.

 

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *