Maridaje de comidas y vinos: arte y saludable costumbre

maridaje de comidas y vinos: arte y saludable costumbre

Limonada frozen, gaseosa helada, chicha morada helada, cerveza muy fría. No, no estoy describiendo la carta del bar de un restaurante; son las bebidas con que solemos combinar nuestras comidas, ya que solo una pequeña parte de comensales suelen solicitar un vino para maridar sus preparaciones culinarias.

A consecuencia de estas inapropiadas costumbres, difíciles de cambiar por cierto, tenemos problemas digestivos, males estomacales y finalmente terminamos culpando a la comida del restaurante con frases como “la comida estaba pasada”, “las salsas estaban vencidas” e incluso “hay que denunciarlos por darnos comida en mal estado”.

¿Saben cuánto tiempo tarda en digerir nuestro organismo una tira de cerdo que maridamos con gaseosa o cualquier otra bebida helada? Nada menos que 72 horas. ¿Les ha pasado que a la mañana siguiente de una cena con amigos en donde degustaron alguna carne y maridaron con bebidas frías amanecieron con acidez en la boca o algún mal estomacal? Todo eso es consecuencia de lo antes descrito: simplemente desorden alimenticio, así que no culpemos a los restaurantes de nuestros malos hábitos.

Cuando los amigos me preguntan cómo maridar o combinar un determinado plato, suelo hacerles algunas preguntas para darles una idea de lo que representa un maridaje y ahora se las hago a ustedes: ¿si vamos a una reunión de olimpiadas de ex alumnos, muy de moda últimamente, cómo nos vestimos para esa ocasión? Short, polo, zapatillas, ¿verdad? Es decir, de manera informal. Ahora bien, ¿y si vamos a un matrimonio? Terno, smoking o frac los varones. ¿Las damas? Primero una visita al spa, vestido de noche, zapatos de tacos, peinado y maquillaje con las nuevas tendencias. En una sola palabra, elegantes y muy sobrios.

El maridaje en la gastronomía es el arte de poder casar metafóricamente una comida con un determinado vino para realzar los aromas y sabores de ambos. Llevado a la vida cotidiana, no me imagino a una persona que guste del fútbol casándose con alguien a quien no le gusta, o que a uno le guste el cine y al otro no. Un matrimonio perfecto, al igual que un maridaje perfecto, implica que ambas partes se complementen y existan puntos de encuentro. Ahora imaginemos que el “evento” es la preparación culinaria y la “vestimenta” el vino con que maridaremos nuestro plato. Imaginemos unos anticuchos de corazón y molleja, evento informal con vestimenta informal, vino tinto joven, máximo dos años de su cosecha. ¿Y si tenemos en nuestra mesa un lomo fino en salsa cuatro pimientas? Evento formal con vestimenta elegante: vino tinto gran reserva (5 años a más).

Además de esto, debemos tener en cuenta que nuestra culinaria es tan rica en insumos y variedades de aromas y sabores que la hacen muy peculiar al momento de elegir el vino ideal para acompañar nuestros potajes. En el pasado está la creencia de que las carnes rojas se maridan con vinos tintos, y los pescados, mariscos y carnes blancas con vinos blancos. Determinantes serán los insumos a emplear en cada preparación, y sobre todo la sofisticación y destreza que pongan nuestros chefs: la suma de estos factores le otorgará la categoría a la preparación culinaria y de eso dependerá la elección del vino correcto y por ende el maridaje perfecto.

Dicho esto, la próxima reunión de amigos en el restaurante de carnes y parrillas, pida la carta de vinos y elija el correcto. Tenga la plena seguridad de que al día siguiente su experiencia será diferente y ya no querrá solicitar el libro de reclamaciones del establecimiento y se acordará de este artículo. ¡Salud!

*Este post es una colaboración de Orlando Ávila Fernández, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre gastronomía y otros temas de negocios ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 3,00 de 3)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *