Cebiche, un plato sencillo y delicioso que refleja mucho de lo peruano

En opinión de nuestro colaborador, el cebiche es expresión de cultura, costumbre y tradición, además de una preparación que nos alegra en todo momento. Un homenaje a este protagonista de nuestra mesa en su día, que se conmemora el 28 de junio.

cebiche

El cebiche peruano es reconocido por los gastrónomos como una preparación de equilibrados sabores. (Foto: elcomercio.pe)

En el Perú estamos acostumbrados a recibir una reconfortante recompensa a través de una mezcla inconfundible de sabores: pescado crudo y sabroso marinado con un generoso y característico jugo de limón, el infaltable ají limo, aromático y picante, y un poco de sal. ¿La ocasión? Cuando quema el sol y el mar y la playa llaman, en una reunión amical, para darle color y alegría al día. Hablamos nada más y nada menos que de nuestro gran cebiche, parte de nuestra cultura alimentaria y un emblema de la gastronomía peruana.

Lo resaltante, cautivante y enigmático de esta preparación es su simpleza: trozos de un noble pescado fresco bañados con notas de jugo de limón que resaltan y se complementan con el tradicional ají limo o el popular rocoto, acompañados con cebolla cortada en juliana que se funden con el culantro, la sal y la pimienta. Ello suma un todo con maíz tostado o choclo sancochado, una porción de yuca o camote que se posiciona encima de una cama de lechuga y, para coronar, tiras de mococho o yuyo bañado con el jugo del marinado que se pierde en el fondo del plato formando un sedimento característico que, después de compartir la degustación con los amigos o la familia, sirve para “bañar” el chicharrón que viene después.

«El cebiche es un gran alimento ya que sus ingredientes tienen los nutrientes que el organismo requiere. Pero también contribuye al fortalecimiento y/o recuperación de nuestro sistema inmunológico y no conlleva ningún riesgo para quienes quieren conservar una figura esbelta»

Debemos tener en cuenta que esta preparación se ofrece en distintos países de la costa latinoamericana, elaborándose con ingredientes propios de cada región y presentándose con peculiares características. No obstante, el cebiche peruano es uno de los más celebrados por el balance de sus sabores.

Durante la pandemia, muchos restaurantes cerraron sus puertas. Ha sido necesaria una reestructuración acorde a los requerimientos sanitarios para posibilitar la continuidad, pero esta vez con mayor cuidado y respeto de los procesos y protocolos de bioseguridad que trajeron como resultado un mejor uso de los insumos, calidad de servicio y una mejor expresión de ofertas gastronómicas enfocadas en la satisfacción del cliente.

El cebiche como tal es un gran alimento ya que, por la composición de sus ingredientes, tiene los nutrientes que el organismo requiere. Pero también contribuye al fortalecimiento y/o recuperación de nuestro sistema inmunológico frente a la amenaza de la COVID-19, para no hablar de sus bondades como un plato que, por su balance, no conlleva ningún riesgo para quienes quieren conservar una figura esbelta.

Otra virtud de nuestro cebiche es que se une muy bien con los tallarines criollos y su respectiva papa a la huancaína -el siempre bien ponderado combinado-, deleite costumbrista norteño que podemos encontrar en el mercado o en cualquier punto o esquina de la ciudad. Considerada nuestra preparación bandera, celebremos con orgullo este 28 de junio el Día Nacional del Cebiche.

*Este post es una colaboración de Martín Henderson Fartolino, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre alimentos, gastronomía y otros temas de negocios ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 3,00 de 3)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *