¿Cabe una reducción del IGV en la coyuntura actual?

igv negocios

Algunos especialistas consideran que la economía del Perú tiene un crecimiento asegurado para los próximos años de entre 3.5% y 4%. Este crecimiento será respaldado, básicamente, por una mejora de la productividad en el campo minero. Solo en 2016 se espera que la minería crezca en un 18%. Esto se da en función de la madurez que se ve reflejada entre los grandes proyectos mineros que con el tiempo empiezan a dar sus frutos. Incluso, estos números favorables se podrían repetir en el 2017 y el siguiente año, pudiendo alcanzar, siempre en el campo de la minería, una productividad de alrededor del 10%.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que este crecimiento continuo, con los datos que tenemos en la actualidad, podrían evaporarse en los próximos años, aproximándose a un cero por ciento para el 2019. Ello debido a que no hay nuevas inversiones mineras y las existentes habrán llegado a su punto máximo.

Asimismo, debemos entender que el crecimiento de 6% u 8% que vivimos en tiempos recientes ya es parte de nuestra historia. Para que esto vuelva a suceder pasará mucho tiempo. Recordemos que este crecimiento estuvo sustentado por el impresionante boom económico mundial de inicios del siglo XXI, que según el profesor Bruno Seminario, en su libro El desarrollo de la economía peruana en la era moderna, no lo hemos visto en las últimas décadas. Los precios de los minerales crecieron como nunca y las tasas de interés internacionales se acercaron a cero, ocasionando un incremento notable de inversiones. La economía china crecía entonces a un 12% y nosotros fuimos arrastrados por aquel vendaval de inversiones. Esto va a ser muy difícil que se vuelva a dar en el corto plazo.

Tenemos que considerar que una economía pequeña y abierta como la nuestra depende muchísimo de todo lo que sucede afuera.

Lo que se busca con la reducción del IGV es ampliar la base tributaria. Ahora bien, dentro del escenario que acabamos de describir se ha ofrecido bajar el IGV progresivamente al 15%. Para el economista Waldo Mendoza esta medida no sería del todo efectiva para alcanzar una mayor recaudación y lograr la formalización de las pequeñas empresas buscando ampliar la base tributaria. Al común de la gente que tiene su pequeña inversión no le interesa, en lo más mínimo, pagar impuestos. No les trae ninguna ventaja y muy por el contrario les resulta caro. Por ende, esta posible reducción en el IGV no se traduciría en una mayor recaudación.

Lo que proponen los especialistas es que en lugar de disminuir el IGV, el Estado destine recursos, por ejemplo, a la inversión pública. Aquí es bueno recordar que ya el economista británico, John Keynes, consideró que el sistema capitalista no tiende al pleno empleo ni al equilibrio de los factores productivos, sino hacia un equilibrio que solo de manera fortuita coincidirá con el pleno empleo. Estas inversiones se podrían traducir en construcción de carreteras, aeropuertos, puertos, puentes, gasoductos; también debe invertirse en educación, salud, seguridad, justicia.

Debemos tener en cuenta que la reducción del IGV no se refleja en un beneficio real para una economía por dos grandes factores. Las inversiones públicas traen consigo trabajo por un determinado tiempo –por ejemplo mientras duren las obras-, cuando en la disminución del IGV no hay tasa de retorno; es decir, lo que el Estado deja de percibir por impuestos no lo va a recuperar. Y por otro lado, para que la reducción del IGV tenga efectos reales en la economía, esta reducción deberá ir, necesariamente, con una disminución de los precios de los productos, lo cual es imposible que las empresas acepten. Ergo, teórica y empíricamente está probado que la opción de la inversión pública física y humana es muchísimo más rentable que bajar los impuestos.

*Este post es una colaboración de Luis Alberto Mori Flores, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *