“Una experiencia inolvidable en Europa”

A finales de 2014 me inscribí en el programa de intercambio internacional que tiene nuestra universidad, eligiendo la Universidad Europea de Madrid (UEM) como destino para poder estudiar por seis meses.

upn_blog_serv glob_cruzado uem_6 ago

Llegué la primera semana de enero a Madrid, y luego de reencontrarme con mi madre y mis tíos quienes me apoyaron desde el primer momento, salí a conocer esta hermosa ciudad. Lo primero que me sorprendió es su espectacular y tan bien organizado sistema de transporte, la exactitud de sus horarios son ejemplares. Para poder utilizar los buses, tren de distancia corta o tren de distancia larga, se puede adquirir un abono de transporte  que es de uso ilimitado por 30 días.

Luego de adquirir mi abono, pude ir a conocer el campus de la UEM que queda a 40 minutos del centro de la ciudad. Lo primero que se puede divisar son las banderas de todos los países miembros del Laureate International Universities. Desde el momento que uno entra al campus puede notar el intercambio cultural que tiene la universidad, los alumnos de distintos países y todos los idiomas que uno puede escuchar.

En mi primer día de clase pude ver con asombro la tecnología empleada en las aulas: la mayoría de actividades se realizan de manera virtual. Además, pude conocer compañeros de Francia, Corea, México, Colombia, Venezuela, Inglaterra, Alemania, Italia, entre otros países.

Los profesores tienen un trato personalizado con cada alumno, te responden cualquier inconveniente por correo electrónico, pero también los estudiantes tienen la opción de recibir dos horas semanales de asesoría en el campus.

Con el transcurso de los meses uno nota que el trato y la mentalidad de las personas en Madrid es excelente. La amabilidad de las personas es envidiable y los lugares que uno puede conocer son increíblemente hermosos.

La idea de conocer Europa no es descabellada, pues viajar de un país a otro es mucho más factible de lo que uno puede imaginar. Visitar las maravillas del mundo es increíble, se siente la energía que los monumentos pueden transmitir y para los amantes del fútbol como yo, no se pueden imaginar lo hermoso que es ir a un partido del equipo que todos los fines de semana vemos por televisión.

Agradecido con Dios, mis familiares, amigos y la Universidad Privada del Norte, quienes me apoyaron en todo momento en este intercambio estudiantil en Europa, volvería a Madrid otra vez para seguir ampliando mis conocimientos, porque esta experiencia me deja una idea distinta de ver el mundo. Recomiendo a todos mis compañeros realizar intercambio en la UEM. No lo piensen dos veces y a por Madrid.

* Este post es un testimonio de Gean Franco Cruzado, estudiante de la carrera de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 3,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *