¿Por qué es difícil hacer más inteligentes a las ciudades?

Desde hace tiempo, las ciudades han ido creciendo demográficamente hasta representar casi la mitad de la población mundial. Y se prevé que en el futuro, muy lejos de detenerse, seguirán en constante expansión.  

Las urbes, muy aparte de la cantidad enorme de habitantes en todo el mundo, necesitan recursos energéticos, viviendas, productos alimenticios, etc. Es por ello que el optimizarlos se ha vuelto pieza fundamental en el funcionamiento de una capital.

Actualmente muchas ciudades están aplicando diversos métodos para el ahorro del consumo energético y evitar la gran cantidad de emisiones contaminantes de los vehículos. Se trata de dos problemas que en los últimos años el hecho de solucionarlos ya no solo significa tener conciencia ecológica, sino que se han vuelto una necesidad urgente. 

Según estimados de Francia, la polución es una de las causas por las que mueren más personas, siendo superada solo por el tabaco y el alcohol.

Por ello las ciudades han encontrado como un gran aliado a las Tecnologías de la Información (TIC), que conlleva el uso de herramientas para poder controlar el tráfico, el suministro de energía, agua, los trámites administrativos, el internet de las cosas, redes sociales, aplicaciones móviles, y ahora con la pandemia global, el uso sistematizado de las compras vía internet desde cualquier lugar.

Tecnología moderna en las ciudades inteligentes

Muchas empresas como CISCO, IBM, Microsoft, etcétera, han apostado en invertir en ciudades que necesitan una transformación digital

Por ejemplo, CISCO con su herramienta “Cisco Kinetic for City”,busca unificar en una única plataforma todos los datos de las ciudades para poder administrarlos en tiempo real con tareas diversas como tráfico, iluminación, estacionamientos, wifi, etc.

Algo similar sucede con IBM y  su “Smart Cities Challenge”, herramienta para asesorar a ciudades sobre el tráfico y el sector salud.

Por ello en el 2017 CISCO ofreció un financiamiento de mil millones de dólares para que las ciudades pudieran adoptar tecnologías de manera rápida y asequible, con el objetivo de que se modernice y automatice la gran parte de la infraestructura mundial para recopilar, tratar y analizar datos.

Ahora lo que nos preguntamos es ¿en qué han quedado todas estas iniciativas? ¿Qué resultados obtuvieron? ¿Se logró compensar la gran inversión? ¿Se cumplieron los objetivos?

Lo cierto es que encontrar una respuesta es un poco difícil, ya que muchos proyectos financiados no han concluido y muchos más ni siquiera han comenzado. El impacto de evaluar estos resultados es algo prematuro por el mismo hecho de que no existen muchos datos y las evaluaciones realizadas son muy subjetivas.

Llegamos a la conclusión de que muchas ciudades empiezan proyectos inteligentes solo por moda o para captar fondos de inversión y no perder las oportunidades tecnológicas aun sabiendo que no se podrían obtener resultados.

*Este post es una colaboración de Esther Tarmeño Juscamayta, docente de la Facultad de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Privada del Norte

Fuente: 

https://www.cisco.com/c/en/us/solutions/industries/smart-connected-communities/kinetic-for-cities.html

https://www.smartercitieschallenge.org/

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 3,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *