Vidas paralelas: dos José Gálvez

Cierto día, en una clase sobre pensamiento filosófico peruano, la doctora María Luisa Rivara, luego de desarrollar la correspondiente explicación acerca de los debates ideológicos característicos del siglo XIX, motivó una discusión sobre uno de sus principales representantes: Bartolomé Herrera. Pronto, todos comenzaron a participar aportando al debate. En un momento, como sucede muchas veces, alguien mencionó que José Gálvez fue longevo, pues  vivió más de 70 años. De pronto todos callaron y la maestra solo atinó a decir: “Es otro José Gálvez”. Luego añadí: “En nuestra historia hay dos José Gálvez, uno fue un abogado del siglo XIX; el otro, poeta y político del siglo XX”. Hoy hablaremos de ambos.

upn_blog_hum_jge_06 nov

La primera pregunta que surge en esta reflexión es saber si hay algún grado de consanguineidad entre ambos. La respuesta es afirmativa. José Gálvez Egúsquiza fue el abuelo de José Gálvez Barrenechea. El primero nació en Cajamarca, en 1819, mientras que José Gálvez Barrenechea nació en Tarma, en 1885. Gálvez Egúsquiza estudió derecho en el Convictorio de San Carlos, que tiempo después se convertiría en la Facultad de Derecho y en la Facultad de Letras de la Universidad de San Marcos, donde, mucho más tarde, Gálvez Barrenechea estudiará Jurisprudencia y Letras.

José Gálvez Egúsquiza fue profesor y director del emblemático Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe, enfrentándose ideológicamente con su antiguo maestro Bartolomé Herrera. José Gálvez Barrenechea estudió la secundaria en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe, donde fue un alumno destacado y además fue redactor de la Voz Guadalupana.

upn_blog_hum_ jgb_06 nov

En el siglo XIX, había una relación estrecha entre la Filosofía y el Derecho. Para entender el Derecho Canónico y el Derecho de Gentes, se debía conocer Filosofía y Filosofía del Derecho. Por eso, José Gálvez Egúsquiza, profundizó en estos estudios para así renovar su enseñanza y también fortalecer su postura ideológica liberal. José Gálvez Barrenechea se interesó más por la poesía, y escribió diferentes poemarios, varios de los cuales estaban centrados en temas históricos o políticos.

José Gálvez Egúsquiza participó activamente de la vida política nacional. Fue presidente de la Convención Nacional, también secretario de Marina y Guerra del Perú, decano del Colegio de Abogados de Lima, y héroe nacional, pues ofrendó su vida en la Batalla del 2 de Mayo, en 1866, a los 47 años.

Gálvez Barrenechea tuvo también una participación vital en los asuntos nacionales. Se desempeñó como senador y presidente del Senado de la República, fue primer vicepresidente, ministro de Justicia y ministro de Relaciones Exteriores. Falleció a los 72 años, siendo aún senador de la República.

Ambos personajes son un ejemplo claro de cómo un intelectual puede también tener una vida política, sin ningún afán protagónico, sino con una auténtica vocación de servicio. Ambos José Gálvez nos recuerdan que unida al espíritu de la profesión también está la firme convicción de servicio social. Por ello debemos recordarlos y continuar su legado.

*Este post es una colaboración de Christian Córdova Robles, docente de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 1,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *