Kitty Cakes: emprendedora UPN muestra el camino para superar la crisis económica

Carmen Bazán, egresada de nuestra carrera de Administración y Servicios Turísticos, comparte la experiencia de Kitty Cakes, una dulcería que ofrece postres personalizados.

kitty cakes

Dulces personalizados. Nuestra egresada dedica a cada pedido el tiempo necesario para que el producto sea del completo agrado de sus clientes. (Foto: Facebook Kitty Cakes)

La repostería era un dulce sueño cuando era niña. Y comenzó a hacerlo realidad cuando llevaba postres horneados al colegio para venderlos a sus compañeros. Ya como propietaria de Kitty Cakes, Carmen Bazán, egresada de nuestra carrera de Administración y Servicios Turísticos, nos dice: “Siempre me apasionó la repostería y más adelante vi en ella una buena oportunidad de negocio, aparte de que me llena de alegría endulzar la vida o las ocasiones especiales de las personas con mis postres y tortas”.

Kitty Cakes tiene como principal actividad la preparación y decoración de tortas personalizadas. “Mi valor diferencial consiste en agendar mis pedidos de manera organizada. A cada pedido le asigno el tiempo necesario para poder hacerlo de acuerdo al completo gusto del cliente, mandándole fotos del progreso de su proyecto para que quede totalmente satisfecho con el producto final”, refiere Carmen. También tienen una gran demanda las cajitas personalizadas de cupcakes, galletas, alfajores y brownies, que incluyen un mensaje especialmente escrito a mano a elección del cliente haciendo que cada entrega sea única y especial.

«A cada pedido le asigno el tiempo necesario para poder hacerlo de acuerdo al completo gusto del cliente, mandándole fotos del progreso de su proyecto para que quede totalmente satisfecho con el producto final»

Con relación a sus años de estudiante en UPN, junto con anécdotas y momentos inolvidables con sus compañeros, Carmen asegura que los conocimientos de administración de empresa que adquirió en su carrera fueron fundamentales para iniciar su negocio. “Mis estudios me dieron una sólida base de gestión, pero además como profesional del turismo conozco la importancia de la calidez al tratar con los clientes, de manera que queden satisfechos con el producto o servicio que les brindamos”.

La pandemia ciertamente ha tenido efectos negativos para el negocio de nuestra egresada, que se ubica en el rango de la microempresa. “Tuvimos que suspender del todo nuestras actividades por un tiempo, y con la reactivación se nos presentan ciertas dificultades por el temor de las personas a contraer el virus”, nos dice. Sin embargo, como la decidida emprendedora que es, Carmen sigue adelante: “Hemos tomado las medidas necesarias y estamos logrando superar estos obstáculos ajustándonos a esta nueva normalidad”.

Conoce otras experiencias de éxito de nuestros egresados ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *