Me siento orgulloso de mi alma máter

Mi nombre es Deivhy Torres Vargas, tengo 23 años de edad y soy egresado de la carrera de Ingeniería de Sistemas, promoción 2006-II. Me titulé hace aproximadamente tres años.

Una anécdota que me gustaría compartir es que no recibí el bachillerato en la graduación, pues tuve la suerte de, mediante mi promedio, ingresar al curso de titulación que en ese momento se impartía. Por tal motivo, en la colación de noviembre del 2011 preferí recibir el título profesional, pues la universidad no me permitía recibir ambos al mismo tiempo. Pero son cosas que pasan y a la larga es lo de menos.

upn_egresados_torres

Cuando era pequeño adoraba malograr y arreglar equipos informáticos pues esto era mi pasión. Lo cual fue determinante para elegir mi profesión pues ya de niño sabía qué quería ser de grande. No era el típico astronauta o el típico doctor. Yo quería que mi mundo se relacionara con los ordenadores.

Aún recuerdo aquellos primeros días en la universidad, con apenas 15 años. Aquellos momentos en los que era cachimbo y la UPN  tenía un edificio para un reducido grupo de estudiantes. Entré con muchas ganas de dar lo mejor de mí, estudiar y “sacarme la mugre” para ser el primero. Mi sueño principal era ser como mi padre, es decir un profesional exitoso en lo que me gustaba (las computadoras) y ser como mi madre en su perseverancia y actitud en las cosas que realizaba.

Quería ser alguien importante, conocido y que mi trabajo se vea valorado, sentir que mis esfuerzos daban sus frutos. Uno de mis principales objetivos era que me digan Ingeniero al igual que a mi padre, se me hacía algo sumamente “bacán” (jajaja).

Profesionalmente siento que estoy consiguiendo lo que me propongo, aunque sé que todavía tengo un largo camino por recorrer. Las cosas buenas no caen del cielo como en las películas, hay que perseverar para tener lo que uno desea.

Empecé como asistente de jefatura, organizando documentos e información importante y en este poco tiempo he conocido aspectos laborales que eran invisibles para mí. Desde desarrollar pequeños módulos para sistemas mayores, controlar costos y presupuesto, hasta gestionar proyectos para mejorar los procesos informáticos de una determinada entidad. He ido aprendiendo bastante y sé que lo seguiré haciendo con el tiempo.

Actualmente me desempeño como jefe de la Oficina de Tecnologías de Información en el SAT Cajamarca(organismo público encargado de realizar el cobro de los tributos municipales) y también soy docente en la Universidad Privada del Norte. Estoy en constante capacitación cursando diplomados y cursos de actualización. He gozado de satisfacciones profesionales grandes, tales como el premio de excelencia en la universidad y el de Docente de Excelencia UPN 2013. Además estoy terminando una maestría en Gerencia de Tecnologías de Información.

Tengo muchas cosas por recorrer y en el 2015, estudiaré otra maestría en Administración de Tecnologías de Información en el Tecnológico de Monterrey, gracias a que pude ganar una beca financiada por el estado peruano (PRONABEC y Beca Presidente de la República). Aprovecharé mi tiempo de residencia allá para tratar de alcanzar la certificación PMP y terminar de pulir mi inglés. Como dije, conseguir las cosas no es fácil si no le pones empeño y te apasionas con lo que haces.

A mi regreso deseo empezar proyectos profesionales y personales. Me gustaría ser gerente de una empresa local/regional orientada a T.I (en el sector minero), y poco a poco ir escalando con mis logros. Pienso también tener una empresa propia orientada al rubro de tecnologías administrándola mediante PMI. Finalmente quiero seguir siendo docente porque es algo que me encanta y estoy muy a gusto cuando imparto conocimientos a muchachos que me recuerdan mi época de pregrado, aprendiendo cada día cosas nuevas que ahora me sirven bastante.

Hay un proyecto personal que necesito alcanzar y es combatir la inseguridad ciudadana mediante la gestión de tecnologías de información, ya que estas son herramientas poderosas y bastante útiles. La idea ya la tengo plasmada y la utilizaré como tesis en mi maestría.

Estoy realmente agradecido con las personas que me han apoyado: mis  amigos, mis profesores, a mi familia y sobre todo a mis padres, ya que sin ellos no sería ni el 10% de lo que hoy soy. Y como no agradecer a UPN, mi alma máter de la cual me siento muy orgulloso.

Espero que este pequeño extracto de mi vida haya servido para motivar a quienes deseen triunfar. Yo intento ir por ese camino, y aunque es difícil, sé que todo se logra con trabajo constante.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *