Gamarra: ¿lograrán vencer el orden y la formalidad a sus rivales?

gamarra: ¿lograrán vencer el orden y la formalidad a sus rivales?

Perú Retail

El alcalde de La Victoria, George Forsyth, tomó el toro por las astas y decidió, con la ayuda de la Policía y previa coordinación con los empresarios, enrejar las primeras horas del lunes 11 de marzo las 39 manzanas en las cuales funciona una parte de lo que se conoce actualmente como el emporio Gamarra.

Este megaoperativo, que fue ejecutado por aproximadamente 1.500 policías y cientos de agentes de la Municipalidad de La Victoria, consistió en cercar el centro de comercio por las avenidas Aviación, México, Huánuco y 28 de Julio. Sin embargo, la ordenanza municipal 298 del 16 de febrero, creada por Forsyth, señala que actualmente el emporio Gamarra es considerado zona rígida dentro del cuadrante de las avenidas México, Parinacochas, 28 de Julio y San Pablo, esta última avenida incluye a Aviación.

Esta medida evitó una marcha de los vecinos de La Victoria que se iba a realizar el martes 12 de marzo ante la supuesta desidia de un gobierno municipal que después de sacar una ordenanza hacía un mes no podía retirar a los miles de los ambulantes que habían vuelto a tomar las calles de Gamarra sin hacer caso a las disposiciones de la Gerencia de Fiscalización.

La medida, que tiene como objetivo central que se cumpla la disposición de la referida ordenanza, recordó un operativo espectacular realizado en el 2000 por el alcalde Jorge Bonifaz Carmona, quien recuperó varias calles donde incluso se levantaban puestos informales con materiales de concreto. En aquel tiempo Gamarra era considerado parte de La Parada.

Muchos aplauden la aguerrida decisión de Forsyth y algunos lo han comparado también con el operativo de los tiempos de Alberto Fujimori, quien había dispuesto que soldados del Ejército cercaran todo Gamarra a fin de que agentes de la Sunat realizaran una fiscalización que parecía una búsqueda brutal de informales. Los comerciantes eran obligados a formalizarse en el acto y, según recuerdan los testigos de la época, fue un maltrato de un gobierno nada democrático.

Breve historia

No siempre lo que conocemos hoy como Gamarra tuvo como características el desorden, la informalidad y prácticas delincuenciales. En principio, la inclinación por los negocios textiles en esta zona habría que situarla en las calles adyacentes a La Parada, donde alrededor de la década del 40 del siglo pasado se establecieron fabricantes y comerciantes de origen árabe tales como los Farah, Salem, Awapara, Abusabal, Majluf, Abugattás y otros. Marcas como Kaiser y Maidenform provienen de sus talleres.

Las grandes migraciones posteriores, especialmente las provenientes del Ande, junto con la conversión legal de la calle Gamarra de residencial a comercial, propiciaron a partir de la década del 70 el auge de este emporio. El auge y también una situación que se hizo insostenible con los años.

¿Volverá el orden?

Ahora, en marzo del 2019, el operativo de Forsyth es para hacer cumplir una ordenanza que busca evitar el comercio informal en las calles de Gamarra que puede dificultar la atención de una emergencia como un incendio y que además es considerado una competencia ilegal contra los comerciantes formales, aquellos que pagan sus impuestos.

Sin embargo, el gran reto de la medida es que se sostenga en el tiempo con recursos de la Municipalidad de La Victoria y no de gobierno central. Fuentes cercanas a la comuna victoriana indicaron que los policías que dependen del Ministerio del Interior, es decir, del gobierno central, solo apoyarían la decisión de Forsyth dos semanas. ¿Después qué ocurrirá?

Sin el apoyo de la Policía, que tiene un sinnúmero de labores que realizar en toda la ciudad, la medida del alcalde de La Victoria perdería fuerza. La Municipalidad carece del número adecuado de serenos capacitados para, por ejemplo, evitar que los ambulantes vuelvan a entrar por las 19 puertas habilitadas. Además, el municipio recién está saliendo de la crisis que se produjo por la renuncia del gerente de Seguridad Ciudadana, general Edison Salas, porque, según denunció, la gestión de Forsyth recontrató a un trabajador que él había despedido porque este había laborado de manera cercana con la mafia del exalcalde Elías Cuba, actualmente preso.

El alcalde Forsyth tiene todas las intenciones para hacer un buen gobierno municipal. Pero La Victoria es cosa seria.

*Este post es una colaboración de Paco Moreno, docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre otros temas de comunicación y actualidad ingresando a nuestra plataforma de blogs.

Fuentes:

http://www.desco.org.pe/recursos/sites/indice/387/1178.pdf

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *