Charlie Hebdo y los excesos de la libertad de expresión

charlie hebdo y los excesos de la libertad de expresión

La sátira política y social está inmersa en el derecho a la libertad de expresión y es usada por periodistas y comediantes para alcanzar información y opinión a los sectores más populares de una forma burlesca y sin manejar -en muchos casos- códigos de comunicación apropiados.

El humor del semanario satírico francés Charlie Hebdo, cuya sede en París sufrió un atentado terrorista en 2015, donde murieron periodistas y dibujantes, maneja códigos incorrectos de comunicación que produjeron agravios a instituciones, sociedades y credos.

¿Un medio de comunicación, basándose en su libertad de expresión, puede atentar contra el derecho al honor, la libertad de credo y la dignidad humana? ¿Debería esta ser una razón suficiente para entablar una denuncia contra Charlie Hebdo?

Según el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este hecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Ante esta premisa todas las personas y medios de comunicación pueden decir lo que quieran ya sea de forma seria o bajo la modalidad de sátira; sin embargo, ¿qué sucede cuando este derecho cruza sus límites de acción y atenta contra el derecho a la honra y el honor de otros seres humanos?

Según la Real Academia Española (RAE), la “sátira es un discurso o dicho agudo, picante y mordaz, dirigido a censurar o ridiculizar”.

Un ejemplo claro por parte del Charlie Hebdo fue la constante publicación de dibujos satíricos sobre Mahoma con mensajes de ofensa hacia los musulmanes. Dibujos que expresaban, en forma burlesca, el odio asolapado hacia el profeta.

Los creyentes del Islam no fueron los únicos injuriados: los feligreses católicos también sufrieron los embates de la “libertad de expresión” del semanario francés. Las gráficas ofensivas atentaban directamente contra la libertad religiosa, estipulada por la Organización de las Naciones Unidas y el artículo 12 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que estipula que “nadie debe ser objeto de ataques a su honra o a su reputación”.

El 7 de enero del 2015, dos hombres armados ingresaron a la sede del semanario en la capital francesa y asesinaron a 12 empleados, entre ellos periodistas y caricaturistas. Durante la incursión terrorista gritaban “Alá es grande”. Fue la venganza de islamistas radicales contra las personas que ofendieron a su dios. Dejo claro que no habrá nada en el mundo que justifique un asesinato.

El 18 de julio de ese mismo año, el nuevo editor de Charlie Hebdo, Laurent Sourisseau, aseguró que el semanario no volvería a publicar caricaturas sobre Mahoma. “Dibujamos a Mahoma para defender el principio de que uno puede dibujar lo que quiera. Es extraño: se espera que ejerzamos una libertad de expresión que nadie se atreve a ejercer… Hemos defendido nuestro derecho a la caricatura”, argumentó.

El líder de la iglesia católica, el papa Francisco, se manifestó al respecto: “creo que los dos son derechos humanos fundamentales, tanto la libertad religiosa como la libertad de expresión”, y respondió a un periodista francés que “matar en nombre de Dios es una aberración” pero que “no se puede provocar e insultar la fe de los demás”.

Regresamos al punto cero. ¿Charlie Hebdo maneja adecuadamente los códigos de comunicación en sus sátiras?, ¿las caricaturas son provocadoras y ofensivas?, ¿es parte de la libertad de expresión ofender la fe de las personas?, ¿merece esto autorregulación?

A pocos días del atentado, un adolescente de 16 años fue detenido por publicar en internet una parodia de una punzante portada de Charlie Hebdo. ¿Es hipocresía que para el gobierno francés esto resulte apología al terrorismo y no libertad de expresión o son intereses asolapados bajo este pomposo y protector privilegio?

*Este post es una colaboración de Clarck Valentín Torres, docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

¿Quieres conocer más sobre este y otros temas de comunicación? Ingresa a nuestra plataforma de blogs.

Fuentes:
http://www.rtve.es/…/caricaturas-mahoma-del-semanar…/148795/
http://comics.utero.pe/…/algunas-caricaturas-de-charlie-he…/
http://internacional.elpais.com/…/ac…/1437240106_733236.html
http://internacional.elpais.com/…/ac…/1421338937_061017.html
http://www.mundiario.com/…/arrest…/20150119204544026284.html
http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/
http://www.corteidh.or.cr/tablas/r19925.pdf
http://dle.rae.es/?id=XKu25w9

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *