Generación Transmedia

transmedia comunicaciones

Desde hace años se viene estudiando con detalle el comportamiento de los consumidores desde una perspectiva generacional, profundizando en estilos de vida que han empoderado algunos medios de comunicación por su utilidad práctica e inmediatista, que es lo que buscan las nuevas generaciones.

No definiré a la generación Millenials, pero es importante definir su marco promedio en relación al año en que nacieron -1995-, en hogares en donde ya había una PC que utilizaba Windows y la conexión a Internet fue parte de su proceso de socialización. (Cuesta, 2009).

Otros investigadores tienen como punto de partida de esta generación el año 1980. Debemos tener presente que uno de los medios que desarrolló el comportamiento de los chicos “Y” es la computadora, por lo cual en países avanzados es posible tal extensión de edad, mientras en los países en vías de desarrollo la computadora personal se expandió a mediados de la década de los 90.

Luego aparece la generación “Z”, chicos más complejos nacidos entre los años 2000 y 2010 que surgen de una simbiosis de transformación social con alta tecnología. Son parte del avance y desarrollo de las redes sociales, que representa para ellos una manera de sentir y formar núcleos sociales virtuales en donde se interrelacionan. Conceptos populares como “barrio” o “esquina” dejan de tener un espacio físico para trasladarse a un espacio virtual que se expande a escala global: mi barrio es el mundo.

El demógrafo y futurista Mark McCrindle denomina a esta nueva generación de los nacidos después de 2010 “Generación Alfa”. De acuerdo con McCrindle, los integrantes de esta generación crecerán con dispositivos en la mano, nunca vivirán sin un Smartphone y en todo momento estarán conectados a la red para dar a conocer lo que piensan. (http://www.businessinsider.com/generation-alpha-2014-7)

Debemos anotar y observar esta terminología de manera muy puntual: es una generación que definitivamente hará desaparecer las computadoras convencionales, los teclados tendrán un final similar al de los Blackberry. Los chicos “Z” son capaces de manejar con facilidad dispositivos táctiles, debido a que su usabilidad y aplicativos son completamente sencillos. Los niños que tienen en promedio 5 años ya son capaces de identificar algún tipo de aplicativo móvil, especialmente juegos, cuya arquitectura es a su vez muy simple.

Pero lo interesante en estos niños es que no se satisfacen únicamente con el juego. Mencionaré el caso del aplicativo “Subway Surfers” debido a que están en la búsqueda del dibujo animado de dicho juego, quieren conocer más sobre él. No ser parte del mismo, sino conocer historias sobre los personajes del juego. Les piden a sus padres buscar videos en Youtube y los encuentran. También les entra la curiosidad de encontrar merchandising y navegan. Si los niños aún no saben escribir y no pueden usar el teclado, identifican Google Talk y por esta plataforma buscan los muñequitos del aplicativo “Subway Surfers”. Luego preguntan si habrá una película sobre la historia del aplicativo y encuentran respuesta navegando en Youtube en “Cortos hechos por fans sobre este mismo juego”.

Los hipervínculos facilitan a través de distintas plataformas la búsqueda permanente de la extensión del juego. Son nuevas formas narrativas que logran el engagement mostrándoles la conexión con la tecnología.

Una noche intentaba hacer dormir a mi hija. Me pidió que le leyera el cuento de Pinocho, tarea que hice y concluí. Ella estaba en silencio, pensé que se había quedado dormida, pero de pronto me dijo: “Papi, ¿puedes contarme que más le sucedió a Pinocho?”. Me dejó pensando, pero pensando en qué contarle, y comencé a inventar la extensión de la narrativa de Pinocho, tras lo cual mi hija me hizo nuevas preguntas.

¿Qué puede significar esto? En mi generación me contaban el cuento y ahí acababa todo. No importaba qué hiciera Pinocho después, el cuento había terminado. Pregunté a varios amigos con hijos de la misma edad y su respuesta fue la misma: la extensión del cuento, claro, nos hace ahora ser más creativos que nunca.

Esta “Generación Alfa”, que tendrá un dominio cuasi perfecto de las distintas plataformas digitales, tendrá también un estilo distinto de encontrar las cosas, de investigar: el futuro será transmediático y será necesario extender la narrativa y la comunicación a niveles inimaginables e incomprensibles para nuestra generación.

La modernidad líquida –dice Bauman- es una figura de cambio y de transitoriedad, de desregulación y liberación de mercados.

Con esta frase es importante decir que la generación transmediática podrá dominar la tecnología dentro de un marco social en constante expansión, rompiendo paradigmas para tornar lo complejo en simple. Es ahí donde se moverá con facilidad la narrativa transmedia. Buscará una comunicación líquida, para expandir con sencillez la narrativa, en cambios constantes y rápidos que serán el nunca acabar de una historia.

*Este post es una colaboración de Adolfo Flores Cabezudo, coordinador de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (3 valoraciones, promedio: 3,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *