Competencias digitales: importancia y su relación con la educación

Las competencias digitales implican el uso seguro, crítico y responsable de las tecnologías digitales para el aprendizaje en el trabajo y la participación en la sociedad.

tecnologia-educación-virtual

Christopher Poliquin, investigador de la Universidad de California, ha estudiado el efecto que la adopción a internet ha tenido sobre los índices salariales. Sus estudios sobre empresas brasileñas entre los años 2000 y 2008 comprueban la teoría económica del skill-biased technical change; esta se basa en que el desarrollo tecnológico favorece a la mano de obra calificada técnicamente sobre la no calificada en el uso de una tecnología.

En el año 2019 el 47 % de los habitantes de países en desarrollo utilizan internet; lo cual representa un enorme desnivel con respecto a los países desarrollados en donde el 87 % de ciudadanos accede a ella. Esta situación devela una brecha digital por la cual un grupo de la población no participa de la economía digital y de los beneficios que ella pueda otorgar.

La presencia de una brecha digital

De acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), los individuos que tienen una conexión a internet están fortalecidos. Es decir, pueden tener acceso a distintos beneficios como los siguientes: pago de productos a través de sus dispositivos, información, salud.

Otros de los provechos de la conectividad son el aumento de productividad, la mejora de trabajos remunerados que requieren de habilidades digitales; asimismo, el contacto con familiares y las alertas de catástrofes.

La brecha digital no es únicamente una limitación en el acceso a una infraestructura tecnológica también es de mano de obra calificada para usar la tecnología. De acuerdo con un artículo de Becas Santander, la falta de competencias digitales impide el acceso al mundo laboral.

Y es que, en Europa, el 85 % de trabajos exigen un nivel básico de competencias digitales básicas; sin embargo, el 42 % de europeos no las posee y deja puestos para que sean ocupados.

Las competencias digitales comprenden la utilización positiva, examinadora y comprometida de las nuevas herramientas para la enseñanza en el trabajo y la cooperación en sociedad. Estas habilidades son las siguientes: alfabetización informacional, creación de contenidos, comunicación y cooperación, seguridad y solución de problemas.

El concepto de competencia en el campo laboral aparece ante la necesidad de realizar predicciones acerca de la ejecución del sujeto en su desempeño laboral. En otras palabras, es poder evidenciar que el profesional cuenta con los conocimientos, habilidades y actitudes para poder ejercer con éxito la actividad encomendada.

Las competencias digitales y la educación

Hoy en día, la educación superior tiene el reto de responder a las exigencias un mundo globalizado, caracterizado por el liberalismo económico e incesantes saltos tecnológicos. Un entorno que demanda profesionales con habilidades para solucionar problemas, trabajar en equipo y adaptarse eficientemente a los cambios.

La educación debe guiar al estudiante a actuar con autonomía, criterio y responsabilidad social haciendo uso de los recursos digitales que dispone. La educación a distancia es un medio para promover dicho aprendizaje puesto que sitúa al estudiante en un ecosistema de aprendizaje virtual; en este ambiente se plantean las condiciones que facilitan la autodirección, el aprendizaje autorregulado y el trabajo colaborativo.

Estos recursos ayudan a que el estudiante asuma la responsabilidad de su propio aprendizaje. En última instancia, este proceso formativo favorecerá a que el estudiante comience a aprender y pueda adecuarse eficientemente a la volatilidad e incertidumbre de su entorno.

El hecho que una persona establezca un contacto con la tecnología durante su etapa estudiantil favorece significativamente su motivación y adaptación al cambio digital. La relación del estudiante con los ecosistemas de información levanta una actitud positiva hacia el uso de herramientas informáticas. Esta actitud se ve influenciada por el nivel de control que el estudiante percibe tener a lo largo del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Es por estos motivos que las competencias digitales y la educación virtual son piezas claves para el aprendizaje permanente y la reducción de las brechas sociales. En palabras de Erik Brynjolfsson, “cuando la tecnología avanza más rápido que la educación, la desigualdad suele aumentar”.

Conoce más de UPN Virtual ingresando aquí.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *