Consejos de una psicóloga: cómo criar a tus hijos en medio de la pandemia COVID- 19

La docente de nuestra carrera de Psicología, Lorena Frías Saavedra, presenta algunos aspectos para la crianza de menores en tiempos de cuarentena.

En los últimos días, nuestra vida ha dado un giro de 180°. Hemos perdido de un día para otro las rutinas habituales, lo cual tiene consecuencias a nivel psicológico en todas las personas, siendo los niños más vulnerables por no tener recursos ni herramientas para enfrentar una situación como esta. Y es que no son vacaciones, sino que estamos en cuarentena.

Ante esta crisis sanitaria, que nos ha obligado a darnos un tiempo en pausa, se hace necesario, y mucho más, continuar asumiendo la paternidad/maternidad respetuosa, en donde la empatía y la autorregulación emocional se tornan recursos indispensables, para que los padres puedan mantener un  vínculo emocional con sus  hijos y que este período sea más llevadero con amabilidad y firmeza, logrando la conexión emocional.

La expresión #QuédateEnCasa moviliza a la responsabilidad y a valorar ese espacio en familia, que antes solo era viable los fines de semana. Quedarse en casa, ahora, es protección, pero no es tranquilidad. Es así que se torna importante aceptar nuestras emociones, aceptar el miedo que esta experiencia genera y adaptarnos a una realidad que  implica “cuidarnos para cuidar”, hacer del autocuidado (físico y emocional) una herramienta para cuidar de los más vulnerables. Recordemos que todo el tiempo los padres están siendo modelos de sus hijos, por lo que tienen que ser capaces de autorregularse emocionalmente y de transmitir calma y seguridad. Tengan presente que “tu calma es su calma”.

Algunos consejos a considerar en la crianza, en estos días:

  • Cuidemos lo que ven en televisión y redes sociales, rápidamente se dan cuenta de lo que sucede,  pero no siempre interpretan, ni integran la información de manera adecuada y les genera más estrés y miedo. Di no a la sobreinformación.
  • Cuidemos el lenguaje y el mensaje. Expliquemos con la verdad, con palabras sencillas, de modo natural y de acuerdo a la edad de cada niño. Dejemos de lado términos pesimistas o catastróficos.
  • Si hay tristeza, miedo, angustia; ¡está bien!, normalizaremos la emoción y les diremos que los entendemos y que tienen el derecho de sentirse agobiados. Explicarles que a nosotros también nos pasa y acompañen, den afecto y cariño.
  • Pueden utilizar algún cuento como apoyo para que entiendan mejor la situación. Les comparto estos cuentos, uno elaborado por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y la Edit. Sentir: Rosa contra el virus https://cutt.ly/rt4UlST

Y otro por tziar Fernández y Lorena Zamora, Mi casa es un castillo. Rutinas para niños y niñas que no pueden salir de casa: https://cutt.ly/lt4UbvA

  • Encuentren lo positivo de esta situación. Toma aire y busca todas las cosas positivas que trae consigo este tiempo en pausa: jugar con los niños,  poder dormir la siesta con tus hijos, ver películas juntos, preparar un postre, hablar sobre lo bonito que está sucediendo en el planeta, hacer cosas que no hacías antes por falta de tiempo, etc.
  • Sé flexible y da paso al aburrimiento que generará creatividad e imaginación.
  • Establece responsabilidades, es un buen momento para colaborar en responsabilidades compartidas entre todos los miembros de la familia.
  • Juega, juega y juega… comparte, ¡conecta con tus hijos y familia y muévete! ¡Es un buen momento para hacer deporte, bailar o hacer yoga juntos… autorregúlense!
  • Somos seres sociales y necesitamos del otro. Utilicemos la tecnología para seguir en contacto con las personas a las que queremos. Podemos realizar video llamadas para relacionarnos, ver y escuchar a la gente que queremos.

Finalmente, nuestras herramientas de Disciplina Positiva son de gran utilidad ahora y siempre:

  • Validar sus sentimientos.
  • Hagan acuerdos.
  • Mantengan rutinas.
  • Use el aliento para promover la empatía y conexión.
  • Recuerde ser firme y amable. Dar opciones y anticipar.
  • Enfocarse en soluciones.
  • Ver los errores como una oportunidad de aprendizaje.
  • Momento ideal para las reuniones familiares.
  • Limite el tiempo en pantalla.
  • Pase tiempo especial en forma individual con sus hijos (por lo menos 10 minutos).

Recuerda:

  • DESCONECTATE para CONECTAR: Después del teletrabajo, desconecta los dispositivos electrónicos. Con este gesto les estarás transmitiendo el más poderoso de los mensajes: «eres lo más importante para mí”.
  • Crea un ESPACIO de la CALMA: en donde acudirán cuando se sientan desbordados emocionalmente y también para hablar de lo que estamos sintiendo. ¡Ayúdales a poner nombre a lo que sienten!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *