Pronósticos laborales al 2030: mi jefe soy yo

pronósticos laborales 2030 postgrado

Las estructuras laborales convencionales no han sido ajenas a los cambios de las últimas décadas como resultado de la innovación tecnológica. Flexibilidad horaria, oficina en casa, conexiones virtuales y coworking son algunas de las manifestaciones del trabajo moderno, que contra lo que muchos pudiesen pensar posibilita a menudo un incremento de la productividad y la calidad. Veamos qué se avizora al año 2030.

En un artículo publicado en el newsletter del World Economic Forum (WEF), Stephane Kasriel, CEO de Upwork y director de Global Future Council on Education, Gender and Work, se pregunta si los emprendedores y profesionales independientes (freelancers) no representan el futuro del trabajo, toda vez que las tradicionales oficinas son cada vez menos relevantes.

Kasriel señala que desde el Global Future Council ven los temas de educación, género y trabajo de manera unificada. “Estos tres tópicos se interrelacionan y hay más valor en reconocer los vínculos entre ellos que analizarlos de manera aislada”, refiere. La meta de su organización es generar una aproximación de los grupos de interés hacia estos temas como uno solo, con un enfoque más humano en oposición a los puntos de vista tradicionales centrados en la funcionalidad.

Actualmente Kasriel y el Global Future Council vienen trabajando en un documento que tratará sobre la educación en la Cuarta Revolución Industrial y sobre la brechas de género. Otro documento similar tiene que ver con el futuro del trabajo: ¿cómo facilitar la transición de las formas tradicionales de trabajo hacia un estado futuro donde el trabajo es más flexible?

Respecto a las tendencias que encuentra en estos campos, Kasriel señala las siguientes:

  • No todos se mueven a la misma velocidad.
  • En educación, el aprendizaje continuo es hoy en día lo más importante. La idea de que uno estudia en la juventud y luego desarrolla una carrera en una empresa no existe más. Las habilidades cambian todo el tiempo. Uno necesita renovar sus competencias y habilidades al menos cada cinco años.
  • Las compañías se están moviendo hacia condiciones más flexibles. Un profesional puede trabajar para varias compañías a la vez y mucho de esto tiene que ver con un conocimiento que puede adquirirse en cualquier lugar. Esto crea mucho mayor valor que los modelos tradicionales.
  • En relación a género, se mantiene la brecha a escala mundial, por lo que gobiernos y empresas deben insistir en incorporar a más mujeres en la fuerza de trabajo.

Pronósticos para el 2030 y cómo preparase para los escenarios futuros

  • El futuro del trabajo no estará supeditado al empleo a tiempo completo. Hacia el 2030 los millennials ocuparán posiciones de mando y se impondrá la idea de que la jornada laboral no tiene por qué ser de ocho horas ni en un lugar específico.
  • La gente quiere libertad y flexibilidad. Los trabajadores querrán ser dueños de su propio destino y los gerentes deben prepararse para esto. Habitualmente teníamos un jefe y trabajábamos en la oficina. Ahora, cada vez más, veremos personas trabajando en horarios flexibles y a distancia.
  • Así, aquellos que se gradúan necesitan administrar sus carreras bajo modelos de flexibilidad. Necesitarán ser técnicamente reconocidos, pero también capaces de vender sus habilidades, construir una reputación, manejar las expectativas de los clientes y negociar acuerdos.
  • La gente para la que ahora uno trabaja, a futuro no serán más los jefes o gerentes sino nuestros clientes. En consecuencia, nuestro desempeño estará bajo la jefatura de nosotros mismos.

Fuente:

https://www.weforum.org/agenda/2016/11/by-2030-will-we-all-be-our-own-boss

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 1,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *