BlackBerry: cuando la tecnología no da tregua

blackberry postgrado

Tan solo media década atrás, ser portador de un aparato BlackBerry era un signo de distinción. De hecho, la marca había logrado un sólido posicionamiento entre ejecutivos y líderes empresariales, que contaban los teléfonos entre sus bienes más preciados, y esto era motivo suficiente para que millones alrededor del mundo también los desearan.

Luego de presentar en 1998 este dispositivo con un pequeño teclado curvo, ideal para la escritura con ambos dedos pulgares, BlackBerry pasó a ser en poco tiempo una compañía valorizada en más de US$ 20,000 millones. Su participación en el mercado de smartphones alcanzó entonces el 50% y debieron construir fábricas en diversos lugares para cubrir la demanda. Actualmente, sin embargo, BlackBerry ha puesto fin a la fabricación de smartphones.

¿Qué pudo suceder para que una compañía que parecía tener un liderazgo imbatible haya perdido tal condición?

Los periodistas Jacquie McNish y Sean Silcoff han realizado un seguimiento a fondo del caso BlackBerry y las razones de su ascenso y caída han sido plasmadas en el libro Losing the Signal: The Untold Story Behind the Extraordinary Rise and Spectacular Fall of BlackBerry (Perdiendo la señal: la historia no contada tras el extraordinario ascenso y la espectacular caída de BlackBerry).

Americus Reed, profesor de Marketing en Wharton School, tuvo la oportunidad de entrevistar a McNnish, quien revela los puntos cruciales del éxito y fracaso de la marca canadiense.

La periodista refiere que Research in Motion (RIM, matriz de BlackBerry), era una compañía con una mentalidad cerrada con sede en Waterloo, Ontario, a las afueras de Toronto, con un aire de pequeña empresa pese a su alcance mundial. Para ella, vivimos en una era de transformaciones cuyo caso emblemático es el de BlackBerry.

“Vivimos una carrera tecnológica de gran velocidad, y ninguna tecnología ha penetrado tan rápido en el mercado de consumo como lo hicieron los teléfonos inteligentes, de los cuales el BlackBerry fue pionero” afirma.

McNish considera que elegir el momento oportuno es decisivo cuando hablamos de innovación. Señala que en los años 90 había mucha competencia en el ámbito de los dispositivos móviles: “Recuerdo cuando la Palm era lo más. Solo sincronizaba los calendarios y los contactos con el equipo de escritorio, pero entonces era lo mejor. Otro dispositivo avanzado de búsqueda unidireccional era el Tango de Motorola, que se podía usar para enviar mensajes. Pero resultaba muy distante y de poca fiabilidad debido a su gran red”.

Añade que IBM también intentaba hacer cosas. Y que Ericsson lanzó un móvil muy exitoso con un teclado minúsculo. En suma, varias compañías competían por entrar en ese sector, en esencia con productos que ya tenían. Incluso Apple lo intentó con el Apple Newton con lápiz óptico, pero un software rudimentario echó por tierra el proyecto.

McNish sostiene que BlackBerry puso en la mira este mercado y se aproximó a él desde un punto de vista distinto, clave para una innovación exitosa. Así no solo se ofrece innovación, sino que se cambian las reglas del juego. En su opinión, lo que los contrincantes no entendieron fue que en esa época el ancho de banda era muy limitado para las transmisiones de datos. “Mike Lazaridis, fundador de Research in Motion, comprendió lo limitado que era entonces el ancho de banda. Por eso creó un instrumento que partía y distribuía los bits de las comunicaciones de datos de manera que no sobrecargasen las redes, mientras que el resto pretendía cobrar 4.000 dólares por algo que las redes apenas podían transmitir. Tenían la simpleza del diseño [y] la conservación de los datos que se transmitían”, puntualiza.

Entonces para operar todos los dispositivos había que utilizar teclados diminutos. Sin embargo –complementa McNish- Lazaridis dijo: “¿Y si creamos un tipo de teclado arqueado en el que se puedan utilizar los pulgares uno a cada lado?”. “Ese es el lado innovador de la historia”, anota. El otro lado tiene que ver con cómo mantenerse vivo, porque de inmediato la competencia tomará nota de lo que haces.

McNish destaca como otro de los aspectos que catapultó a BlackBerry la creación de equipos de marketing de guerrilla. “Cargaron sus maleteras con BlackBerrys y fueron a conferencias y aeropuertos. En los aeropuertos buscaban a personas con laptops grandes y les proponía probar el nuevo dispositivo. Tenían tanta fe en el poder de la tecnología que querían dejar que sus teléfonos fuesen probados para que se formaran una opinión”, refiere.

Más adelante BlackBerry entraría en tratos con operadores de telefonía y las ventas se multiplicaron.

Preguntado por el momento en que la compañía comienza a perder posición, Mc Nisch señala una fecha, “un día de enero de 2007 en que Steve Jobs dio una conferencia sosteniendo el objeto que todos conocemos y adoramos (ahora) y dijo: esto es un iPhone”. “Incluía informática, Internet y correo electrónico: tres elementos. Lo interesante es que no solo presentó el prototipo del iPhone, sino que también sacó al escenario al jefe de AT&T Mobility. Con eso cambió las reglas del juego, porque en realidad el iPhone es solo una repetición del teléfono inteligente que inauguró BlackBerry, solo que con elementos añadidos.

La periodista considera que la caída definitiva de BlackBerry se inicia cuando Mike Lazaridis no da crédito a la posibilidad de que Jobs pudiese cambiar el mundo con su creación. “Apareció nuevamente el ingeniero conservador, con una tradición de inmovilismo”, apostilla. Casi de inmediato fue lanzado el sistema Android. Cuando se dieron cuenta que habían quedado rezagados, ya era tarde.

Siguiendo a McNish, cuando se tiene una compañía de US$ 20,000 millones la competencia parece no importar, pero lo cierto es que ahora la competencia queda solo a un algoritmo. “Lo que extraemos como conclusión, es que la carrera tecnológica es más rápida que nunca. Nunca acaba, y lo más probable es que los líderes de hoy sean los rezagados de mañana, porque mantenerse en cabeza es tremendamente difícil”, concluye.

Fuente:

http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/victima-del-exito-ascenso-caida-blackberry/

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (2 valoraciones, promedio: 2,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Diego León dice:

    Interesante, y ya sabemos cuántas marcas han desaparecido o casi ya no están en la mente de los consumidores( NOKIA, Sony Ericsson, y hasta Motorola), y nadie ni nada dura para siempre. Pronto tal vez se vea desplazado Apple, y Samsung, por quién sabe qué, pero veo que Huawei entra al mercado con buenas características a precios más bajos.

    • Richard Licetti Valer dice:

      Así es Diego. También Kodak fue desplazada del liderazgo en fotografía cuando consideró la fotografía digital como un producto remoto. La compañía se declaró en bancarrota hace algunos años. Gracias por tu comentario y saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *