Más allá del PBI

economía pbi postgrado

Instituciones financieras como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM), y en general la mayoría de naciones, utilizan el Producto Bruto Interno (PBI) como uno de los indicadores base del estado de la economía de un país.

Existen sin embargo especialistas que han manifestado sus reservas respecto al empleo del PBI como real indicador de la situación de las poblaciones. Uno de los más visibles es el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, quien ha señalado que el PBI no es una buena medida del desempeño económico ni del bienestar.

En torno a este tema, un artículo del World Economic Forum (WEF) refiere que, en efecto, el PBI es equivalente a un velocímetro: indica cuándo la economía va rápida o lenta, pero no nos informa sobre todo lo que necesitamos saber. Así, no nos indica si el motor está sobrecalentando o si estamos por quedarnos sin combustible.

Pero sobre todo, el velocímetro no tiene la capacidad de señalarnos si vamos en la dirección correcta. ¿Y cuál sería la dirección correcta para una economía moderna? Esto es relativamente fácil de descubrir al conversar con las personas: una buena economía satisface las necesidades básicas de todo ser humano. Esto significa que la gente es saludable y está contenta con la vida. Una buena economía tiene bajo control los recursos con que cuenta y evita problemas de largo plazo, tales como desigualdades extremas o el colapso del medio ambiente.

De hecho, es absolutamente posible que una economía crezca a gran velocidad sin procurar estos logros a la población, e incluso que en algunos casos vaya en sentido contrario.

Frente a ello, la New Economics Foundation (NEF) ha propuesto cinco novedosos indicadores para poder contar con una evaluación más fidedigna de la economía de los países. Los describimos a continuación:

  • Buenos trabajos. Las estadísticas de empleo señalan qué proporción de la población tiene empleo, pero no indican si están suficientemente remunerados como para sostener estándares de vida decentes.
  • Bienestar. El crecimiento económico no es un fin en sí mismo, sino que debe reflejarse en una mejora de la calidad de vida de las personas. Pocos estarán en desacuerdo con que las políticas públicas deben orientarse al bienestar. Si hay especial atención en el PBI es porque se asume que posibilita mayor bienestar. ¿Por qué no medir entonces directamente el bienestar?
  • Medio ambiente. NEF propone un indicador del estilo de vida relacionado a las emisiones de carbono, calculado en función a las metas globales para detener los efectos negativos del cambio climático.
  • Bondad e igualdad. Las investigaciones muestran en países como el Reino Unido que la alta disparidad de ingresos tiene un impacto social negativo, al tiempo que estimula la percepción de un trabajo fuerte sin recompensa.
  • Salud. NEF considera que deben generarse políticas de “muertes evitables” a partir de una medición de la calidad de intervenciones médicas no solamente en términos de tratamiento, sino especialmente de prevención.

Quienes han desarrollado estos indicadores sostienen que permitirán superar aquella definición tradicional de la economía como una ciencia matemática y dura, entendiéndose la necesidad de incorporar aspectos que procuran una visión social y amplia de la misma.

Fuente:

https://www.weforum.org/agenda/2016/04/five-measures-of-growth-that-are-better-than-gdp

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *