Trabajo en casa y productividad

De un tiempo a esta parte se discute en torno a los ambientes que resultan más propicios para trabajar. Como se sabe, con la tecnología al alcance de la mano cada vez son más las personas que deciden instalar sus escritorios en casa y realizar sus tareas desde allí. Sin embargo, hay quienes consideran que el propósito de trabajar fuera del ámbito laboral es poco realista.

upn_blog_epec-work at home_8 sep

Como fuese, ¿está la razón de un solo lado o es posible que exista un justo medio entre estas dos posiciones?

Wayne Turmel, cofundador de The Remote Leadership Institute y colaborador de Management. Issues, sostiene que habitualmente las personas que trabajan a distancia afirman que son mucho más productivas en casa. “Puedo hacer todo mi trabajo sin interrupciones”, es una de las frases con que defienden esta idea. Eso es bueno e importante, señala Turmel, pero no significa necesariamente que sean más productivos. “Hacer todo con prontitud no equivale a una mayor productividad”, anota.

Un tiempo atrás Harvard Business School llevó a cabo un estudio sobre productividad y encontró que quienes trabajan desde el hogar, o al menos a distancia del centro de labores, tienden a realizar más tareas en un determinado periodo de tiempo que los colegas que comparten espacios y tienen a un jefe cerca de ellos. Ciertamente estos empleados padecen interrupciones, se enfrascan en discusiones y toman parte de otras actividades que les impiden concluir con los pendientes. No obstante, los colaboradores que trabajan bajo estas condiciones califican mejor en lo que respecta a sortear obstáculos y resolver problemas.

El hecho es –explica Turmel- que quienes trabajan en casa pueden realizar sus tareas libres de molestias, pero sin la retroalimentación y los aportes de otros es probable que el trabajo deba ser revisado y mejorado más adelante. De este modo, más allá de que concluyan el trabajo con rapidez, si luego tienen que rehacerlo o empezar de nuevo en la práctica están perdiendo productividad.

Si se trata de trabajar a distancia, dedique un tiempo a contactar con su jefe y colegas. Si tiene una pregunta o preocupación, no tema enviar un mensaje instantáneo. Por otra parte, si su superior le pregunta cómo va el trabajo, decir que va bien no será la mejor respuesta. Sea específico respecto a lo que va bien. De igual manera, si usted está en la oficina y contacta a un colaborador a distancia sea proactivo. Sólo toma segundos dar respuesta a una pregunta o brindar una opinión.

La escucha activa, parafrasear a su interlocutor o preguntar con efectividad evita que el trabajo resulte fallido o tenga que hacerse nuevamente.

La productividad es una medida de largo plazo que involucra la culminación de las tareas, pero también el éxito final de un proyecto o trabajo específico. Salir rápido de un encargo, por sí mismo, no equivale a ser más productivo.

Fuente:

http://www.management-issues.com/connected/7090/don’t-confuse-task-completion-with-productivity/

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *