El precio de la palabra

Es sabido que una de las actividades más apetecibles para muchos de los que han ocupado cargos de importancia es la de brindar conferencias. Ex presidentes, ex funcionarios y CEO´s en retiro se encuentran entre los personajes que elaboran agendas con varios meses de anticipación, dada la demanda por sus presentaciones.

Image: Donald Trump attends South Florida Tax Day Tea Party Rally

Niall McCarthy, articulista de Forbes, anota que se ha hecho habitual que luego de finalizar un largo periodo de trabajo en alguna oficina pública, los políticos se dediquen a ganar saludables sumas de dinero mediante sus discursos. Sin embargo, aun cuando esta labor ha probado ser lucrativa, también puede ser riesgosa. Las elevadas tarifas que manejan estos conferencistas ha provocado en ocasiones incluso acusaciones de fraude.

McCarthy toma como referencia un estudio de ABC News para identificar a los conferencistas públicos más costosos en los Estados Unidos. A la cabeza de todos se encuentra Donald Trump, magnate inmobiliario y conductor de reality shows que ponen a prueba a jóvenes deseosos de convertirse en emprendedores. El multimillonario ganó la increíble cantidad de US$ 1.5 millones por cada uno de sus 17 discursos (con un tope de una hora) durante el ciclo The Learning  Annex´s “real estate wealth expos” entre 2006 y 2007. De acuerdo a ABC, Trump no siempre se maneja más allá de los seis guarismos: también puede brindar conferencias por US$ 200,000.

Quien lo sigue es Ben Bernanke, ex presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos entre 2006 y 2014, quien tiene una tarifa de US$ 400,000 por sus presentaciones. Un poco más atrás, Bill y Hillary Clinton podrían costar alrededor de US$ 200,000. De hecho, la señora Clinton manifestó en una entrevista que estaba recolectando fondos para su campaña a través de sus conferencias.

George W. Bush y Condoleezza Rice, su ex secretaria de Estado entre 2005 y 2009, figuran con precios más asequibles: US$ 150,000, en tanto la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin y Al Gore, ex vicepresidente demócrata y Premio Nobel de la Paz, fijan sus presentaciones en US$ 100,000.

Cierran la lista de conspicuos disertadores Chelsea Clinton, hija única de Bill y Hillary, historiadora y coordinadora de la campaña presidencial de su madre, y Richard “Dick” Cheney, ex vicepresidente del gobierno de George W. Bush, cuyos discursos están valorados en US$ 75,000.

Fuente:

http://www.forbes.com/sites/niallmccarthy/2015/06/02/washingtons-most-expensive-speakers-infographic/

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *