Métodos de estudio: conoce todo sobre ellos, ejemplos y técnicas

¿Quieres conocer nuevas técnicas para estudiar en la escuela o en la universidad? ¡Descubre estas recomendaciones que tenemos para ti! 

concepto-de-metodos-de-estudio

Existen muchos métodos y técnicas de estudio, pero recuerda que debes buscar el que mejor te funcione de acuerdo a tus necesidades.

Desde una técnica que divide una hoja en tres partes para una mayor organización, hasta un sistema basado en un reloj con forma de tomate; hoy descubrirás las mejores prácticas para lograr un mejor provecho al momento de aprender. 

Un método de estudio es un proceso en el que una persona utiliza herramientas, estrategias o prácticas que le ayudarán a tener un mejor aprendizaje. 

Por tanto, conforme queramos organizar mejor la información que recibamos, podremos utilizar diferentes recursos a fin de mejorar nuestra experiencia. 

El buen uso de técnicas es importante para responder a las demandas de la formación en los estudiantes, pues estamos en un mundo cada vez más exigente.  

La universidad o la escuela puede ser muy demandante, por ello, es clave saber lo importante que es un método de estudio para adaptarlo a nuestras necesidades y mejorar nuestras estrategias de aprendizaje. 

CARACTERÍSTICAS DEL MÉTODO DE ESTUDIO 

Las características del método de estudio son variadas, pues te facilitan la vida para tu formación; no son muy conceptuales ni difíciles, porque te permiten tomar atajos exitosamente.  

En su mayoría son mecanismos que te ayudarán durante tu etapa escolar, universitaria, de posgrado o si quieres aprender algún idioma. 

Estas herramientas te darán una ayuda al estudiar y facilitarán tu vida, pues te ahorrarán tiempo y mejorarán tu aprendizaje de muchas maneras. 

Algunas técnicas que complementan los métodos de estudio son el uso de post-its para destacar conceptos importantes o escribir preguntas claves.  

El ejercicio de diferenciar textos por colores también logra ser efectivo; pues distinguir entre ideas principales, palabras claves e ideas secundarias te ayudará a tener una buena comprensión durante el estudio.  

Distintas personas también les funciona el subrayado de texto mediante un resaltador, mientras que otras simplemente desean hacer una anotación en el lado lateral del texto mediante flechas. 

Lo cierto es que, como observamos, cada quién utiliza las herramientas que mejor le favorezca al momento de estudiar. 

CUÁLES SON LAS TÉCNICAS DE ESTUDIO 

Así como las herramientas mencionadas, es importante comprender que cada persona tiene una forma específica de estudiar que mejor le favorece. Por ello, es clave que distingamos los distintos estilos de aprendizaje: visual, auditivo, kinestésico o lecto-escritor.  

Para ello, podremos hacer de manera gratuita un Test de VARK para identificar las preferencias al momento de estudiar de una persona y sacarle un mejor provecho.  

Dicho esto, buscaremos el método de estudio más indicado para cada quién. Por tanto, a continuación, veremos algunas clases de métodos de estudio efectivas para organizar, retener, y administrar información con mayor efectividad nuevos aprendizajes: 

Método Cornell 

Fue desarrollado por un docente de la Universidad de Cornell y se basa en optimizar la forma de cómo tomamos apuntes y organizamos notas en clases para luego estudiarlas.  

Esta técnica se basa en dividir una hoja en tres secciones. Tras ello, podrás anotar las notas de clase, palabras clave y un resumen corto en los espacios distribuidos.  

Este método de estudio es perfecto para que los estudiantes repasen de una manera más efectiva. Ahora, veremos más a fondo los espacios que dividimos: 

  • Notas de clase: En esta parte coloca tus apuntes principales. Trata de que sean oraciones cortas en forma de lista o viñetas. Intenta empleando abreviaturas y ejemplos. Esta sección irá al lado derecho y es el espacio más grande de todos. 
  • Palabras clave: Por lo general, se hace luego de que termines las notas de clase. Aquí puede ir las frases que consideres esenciales para entender mejor el tema. También es un espacio para colocar y plantear preguntas que te hagas. Este sector estará en la parte izquierda.
  • Resumen corto: Consiste en anotar concretamente qué fue lo que aprendiste en la clase o lección. La acción de ir de reversa y sintetizar la información te ayudará muchísimo en tu proceso de aprendizaje. 

Esta es una de las tantas técnicas para estudiar que puedes realizar cuando aprendes nuevos temas en clase, al momento de leer separatas, libros, recursos electrónicos o simplemente hacer un resumen conciso.  

Ejemplo de la distribución de espacios en una hoja de papel con el método Cornell.

Método Pomodoro 

Técnica basada en la concentración especial para las personas que tienden a distraerse mucho en sus redes sociales o páginas web mientras estudian. Su nombre proviene de los temporizadores de cocina en forma de tomate (pomodoro en italiano). 

Consiste en destinar y distribuir tus tiempos para realizar una actividad como el estudio y concentrarte enteramente. Luego, tendremos un tiempo mucho menor en el que nos relajaremos y descansaremos. 

Por ejemplo, puedes estudiar constantemente por 30 minutos y descansar 5. Los intervalos del método Pomodoro pueden variar dependiendo de la persona: de 35 a 7, 40 a 10 o 45 a 15 minutos.  

Este método puede ser efectivo usando minuteros manuales, el temporizador de tu celular o aplicaciones especiales que te ayuden con esta técnica. A continuación, estas son las apps que pueden ayudarte: Forest, Focus To-Do, Brain Focus, Pomodoro Timer, entre otros. 

tecnicas de estudio ejemplos

El italiano Francesco Cirillo, acuñó el Método Pomodoro porque los temporizadores de cocina tenían forma de tómate.

Método de Mnemotecnias  

Otra técnica que puede ser de gran utilidad es el uso de mnemotecnias para el aprendizaje. Esto se basa en aprender un concepto o palabras memorizando una determinada secuencia de frases, códigos, nombres, datos o números relacionados. 

En algunos casos, hay mucha información que debemos retener, por lo que este método de estudio universitario y escolar nos ayudará con ese proceso. 

Existe muchas formas de utilizar esta técnica, a continuación, las enlistamos: 

  • Iniciales: consiste en juntar las primeras letras de las palabras que queremos memorizar y juntarlas en un simple concepto. No es necesario que tenga algún sentido, sino que funcione para nosotros. Por ejemplo, los gases nobles son el helio, neón, argón, kriptón, xenón, radón; pero si utilizamos solo la primera letra de cada palabra y le podemos poner RHANKX. Este sería nuestra mnemotecnia.  
  • Historia: crearemos una historia en base a los conceptos que queramos recordar. Para este caso, queremos recordar las siguientes palabras: Francia, Revolución, 1789.  Entonces nuestra historia ficticia tendrá que utilizar esos conceptos. Por ejemplo: El otro día quería comprarme una cerveza marca Revolución. Al momento de pagar, me di cuenta de que no recordaba la clave de mi tarjeta. Al caminar por la plaza Francia me acordé de que mi contraseña era 1789. 
  • Nubes mentales: se basa en asociar conceptos con las palabras que queremos recordar. No necesariamente debe haber una conexión lógica. Por ejemplo, quiero recordar los países Italia, Alemania y Holanda; así que los asociaré a los nombres propios de Ítala, Alejandria y Yolanda. De esa forma podremos recordar estos conceptos de manera más fácil.  

Escribir apuntes a mano 

Quizás suene algo obvio, pero escribir un nuevo aprendizaje manualmente en un papel pude ser uno de los ejemplos de métodos de estudio más grandes. 

La virtualidad y la llegada del internet 4.0 nos ha llevado a automatizarnos; tanto es así que ahora preferimos usar nuestras laptops o libros electrónicos para tener cualquier apunte. 

Lo cierto es que escribir a mano es una técnica clásica de estudio que te ayudará más de lo que crees. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Psychological Science aprender a través de la escritura física es más beneficiosos que tecleando o simplemente observando.  

“La escritura manual permite a las personas desarrollar una comprensión conceptual más sólida cuando se trata de procesar información”, explica el investigador Antonio Cantù, participante del mencionado estudio. 

que es el metodo de estudio de casos

Finalmente, recuerda que no hay un métodos de estudio perfecto para cada quién, sino que tú mismo puedes adaptarlo a tus necesidades; tomando las partes que más necesitas. Combina o alterna los sistemas y no olvides de explorar tu estilo de aprendizaje. Todo depende de ti. 

¿Listo para comenzar a trazar tus metas? Ingresa AQUÍ para saber más de nosotros y contáctanos a nuestro WhatsApp.  

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 3,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *