Brindar asistencia emocional a pacientes COVID-19: la compleja labor de una futura enfermera UPN

Estudiante de nuestra carrera de Enfermería en campus Breña, Maribel Chuquipiondo comparte su historia de ayuda a personas que necesitan el soporte emocional para enfrentar el COVID-19.

emocional

Nuestra estudiante atiende y brinda soporte emocional a pacientes de COVID-19 en el hospital Arzobispo Loayza.

Divide su vida entre los estudios y el trabajo, actualmente se desempeña como enfermera técnica en el Hospital Nacional Arzobispo Loayza. “Siempre he pensado que debo superarme e ir por mucho más, por eso busco ser una profesional universitaria”, nos dice Maribel.

Las largas jornadas de trabajo no le quitan el aliento para seguir realizando sus sueños. “Mi trabajo es interdiario, en turnos de 10 a 12 horas. Es agotador, pero me llena de alegría y sobre todo debo tener toda la energía para poder ayudar a las personas que me necesitan”, comenta.

Su ocupación demanda mucha carga emocional: interactúa y se comunica con los pacientes de COVID-19 y sus familiares, se encarga de ver el estado y también de registrar la defunción de los pacientes. “Cuando uno se involucra de manera emocional es sumamente difícil, pero tengo el apremio de poder estar con ellos en este difícil camino”.

«Hemos hecho llegar cartas escritas a puño y letra a los pacientes, mensajes de audio y textos de WhatsApp donde sus seres queridos les transmiten todas las fuerzas para superar una situación difícil»

Nos cuenta que debe manejar otro tipo de medios para compartir información entre pacientes COVID y sus familiares. “Hemos usado incluso cartas escritas a puño y letra que hago llegar a los pacientes, mensajes de audio y textos de WhatsApp donde sus seres queridos les transmiten todas las fuerzas para superar este tipo de situaciones. El aspecto emocional es muy importante, la mente puede tener la capacidad de curar enfermedades”, sostiene.

Al iniciar su labor con pacientes COVID, Maribel se vio afectada. “Fue difícil, ya que al estar en contacto con ellos piensas en el riesgo del contagio en casa, es una preocupación constante, pero si mantenemos los cuidados respectivos de bioseguridad no habrá ningún problema”, comenta nuestra estudiante.

Desde pequeña tuvo la idea de estudiar una carrera de salud: “Provengo de una familia donde todos están involucrados con el servicio de salud. Me uní a ellos porque veo en la carrera de Enfermería mi voluntad de poder de ayudar a los demás”. Poder servir de manera desinteresada ha involucrado a Maribel en proyectos sociales como uno en el distrito El Porvenir, donde se encargaba de orientar a los ciudadanos sobre el cuidado de la alimentación para prevenir la anemia. “La mano de una enfermera es clave en las atenciones de salud, sin ella los cuidados que requiere un paciente no se realizarían de manera eficaz”, comenta Maribel.

Si bien en su primer año de universidad adaptarse a la enseñanza virtual tuvo algunas complicaciones, muy pronto logró el dominio de esta herramienta y ahora se encuentra bastante feliz y aliviada de poder seguir estudiando a pesar de la coyuntura. “La verdad, estudiar de manera virtual me ha permitido poder adecuar mis horarios y mi trabajo, de forma que es mucho más fácil desempeñar las dos cosas a la vez”, asegura.

Por último, Maribel nos comenta que uno nunca debe darse por vencido en sus sueños. “No hay que rendirse nunca, las dificultades vienen y van, de eso no hay duda, pero si uno antepone las ganas de seguir adelante todos tus sueños los puedes hacer realidad”.

Conoce otros casos de éxito de nuestros estudiantes de Salud ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *