Día Mundial de la Prevención del Suicidio: lo que podemos hacer por evitarlos

Más de 800 mil personas se suicidan cada año y en gran medida los estados depresivos son causantes de esta determinación. Sin embargo, todos podemos hacer algo por ayudar a quienes padecen este trastorno de la salud mental.

Día Mundial de la Prevención del Suicidio: lo que podemos hacer por evitarlos

comunicaciontucuman.gob.ar

La realidad mundial nos muestra, según la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, las siguientes cifras escalofriantes respecto al suicidio:

  • Más de 800 mil personas se suicidan cada año.
  • El suicidio es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años.
  • El 75% de suicidios se produce en países de bajos y medianos ingresos económicos.
  • El 57% de mortalidad por suicidio es superior a la mortalidad total causada por la guerra y los homicidios.

Cifras realmente alarmantes de las cuales el Perú no está exento. Según el Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado, tenemos que:

  • Cada 22 minutos alguien intenta quitarse la vida en Lima.
  • Mientras 1 persona se suicida, 20 más intentaron hacerlo, aunque sin consumar el hecho.
  • La causa principal del suicidio en el Perú es la depresión. De 1 millón 700 mil personas que sufren de depresión, un 25% acude a recibir atención, el 20% se da cuenta que necesita atención pero no hace nada, y el 55% no advierte la enfermedad y por ende no le presta atención ni mucho menos busca ayuda.

Estos datos nos hacen tomar conciencia como profesionales de la salud psicológica y mental, de manera que vamos a enseñar a reconocer las características de la persona suicida:

  • Cambios en sus estados de ánimo: Tristeza o irritabilidad profunda, ya sea por situaciones reales o no.
  • Pensamientos negativos de tristeza profunda, pensamientos irracionales de pesimismo, evitación, generalización, huida, etc. Así también, pensamientos de que no hay razón para vivir, sintiéndose una carga para los demás, alejándose de la familia y de sus amigos.
  • Vocabulario negativo, palabras tristes, narración de situaciones adversas de su vida, visión negativa y catastrófica de sí misma, así como descripción de formas de cómo hacerse daño y/o hasta desaparecer.
  • Cambios en su alimentación: Ansiedad por comer o trastornos alimenticios de anorexia, bulimia, obesidad.
  • Trastornos del sueño: Insomnio o hipersomnio.
  • Conductas autolesivas: cutting.

En la mayoría de los casos, son personas que están pasando por una depresión y que no lo dicen por vergüenza y menos buscan ayuda.

 

Posiblemente estas características las hayas observado en algún familiar, en un amigo de tu entorno o en un compañero de la universidad, pero… ¿qué podemos hacer? Toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Acompañamiento. Haz sentir a esa persona que estás allí, que comprendes lo que está pasándole y que no la juzgas. El simple hecho de poner tu mano en su hombro, acariciar y apretar suavemente su mano hace sentir tu compañía.
  • Escucharle de manera activa. Su mirada te habla, sus gestos te dicen mucho, su vocabulario te informa lo que está pasando dentro de ella.
  • Abrazarla. Ese abrazo que cubre, que sostiene, que contiene a la persona; que hace sentir que se puede depositar en ella para ser sostenida, reconfortada y amada.
  • Finalmente, busca ayuda profesional. Recuerda que tú no eres el “salvador”, pero puedes ser el medio para ayudarla a buscar esa ayuda oportuna y adecuada para su situación.

Tú puedes hacer la diferencia con esa persona que está teniendo pensamientos suicidas, toma en cuenta el “estar bien” tú también.

Este 10 de septiembre, Día Mundial de la Prevención del Suicidio, trabajemos con la autoestima de cada persona, entrenemos en inteligencia emocional y enseñemos a disfrutar de nuestra maravillosa vida a las personas, recordando que hemos nacido para ser felices y servir a los demás.

Recordemos que el objetivo en el Plan de Acción de Salud Mental del 2013 al 2020 es reducir en un 10% los índices de suicidio. Falta poco, y ¡claro que lo podemos lograr! ¡Empecemos ya!

Esta tarde, en la primera sesión de nuestro ciclo Habla Martes, abordaremos precisamente el tema de la prevención del suicidio.

*Este post es una colaboración de Janeth Suárez Pasco, docente de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre psicología y otros temas de salud ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *