El sentido del cambio, el cambio con sentido

El presente post es una colaboración de Hans Pier Jara Iglesias, docente de la carrera de Psicología en UPN.

“Zona de confort” es una buena frase para empezar a desarrollar la idea de cambio. Una frase que tiene muchos seguidores y detractores, por decirlo de algún modo. Muchosanhelan una zona de confort, mientras otras le temen; sin embargo, hemos olvidado que venimos cambiando, constantemente, y sin miedo a equivocarme, lo seguiremos haciendo.

Inicié este artículo con la frase “zona de confort”, pues creo que se acomoda a lo que deseo comunicar, en el sentido en que es un hábito o costumbre que se ha plasmado «casi» hasta de forma inherente al ser humano, pues como muchas otras experiencias son parte de una construcción social.

upnorte_cambio_evolucion“Zona de confort” implica entonces comodidad, una comodidad que se construye en el día a día, tras la cual hemos olvidado lo valioso de la palabra devenir, una palabra que se asocia a la idea de la comodidad,pues invita a no conformarse e ir constituyéndonos en cada momento.

Esta idea es importante que se inserte en los diversos contextos de la interacción del ser humano, conyugal, familiar y obviamente laboral, esto tendría que ir acompañado de la idea de crisis, una palabra que tiene que hacerse familiar en el sentido más positivo del ser humano y de la palabra misma. Las organizaciones vienen acompañadas de un constante giro a todo nivel, sin embargo,no han incorporado acertadamente la palabra cambio, pues invitan a sus colaboradores a estar atentos al cambio, pero dejan de lado otros niveles, lo que impide muchas veces la consolidación de aquello que tienen proyectado en su misión, visión y valores fundamentales de la misma.

Esto mismo ocurre en contextos familiares y/o educativos, sobre todo ahora, en donde el contexto social ha transformado, profundamente, el pensar y el comportarse, aquí interviene una palabra clave, la flexibilidad, la que permite colocar de manifiesto y de la mejor manera nuestra inteligencia.

La crisis y la flexibilidad son parte de un mismo engranaje que posibilita, a las personas, organizaciones y comunidades, un potencial más que vasto para abrir caminos para el cambio y la mejora continua de estas instituciones, e idealmente de una mejor sociedad.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *