Vóley peruano, cuestión de actitud

Añoranza. Calma. Cólera. Angustia. Cariño. Los deportes están íntimamente ligados a las emociones de un país, no hay duda. Hoy vivimos el furor del voleibol, gracias a la selección de menores, dirigida por la gran Natalia Málaga.

Cada triunfo hace que nuestro pecho se hinche, nuestra autoestima se eleve y que nuestro amor por el Perú crezca, exponencialmente. Estos signos patriotas no son mera casualidad, sino la principal característica del deporte, el cual desborda pasiones y fortalece la construcción de la identidad nacional.

Los deportistas traspiran en la cancha, se lesionan, siguen una estrategia en el campo, se concentran en el rival, y el espectador no es ajeno a estas experiencias, pues vive el juego con gran intensidad, a tal punto de convertir a los jugadores en sus héroes patrios y poner las esperanzas de un país, en sus manos.

peruvoley

En el caso peruano, cuando observamos a las voleibolistas ganando un juego complicado, no solo disfrutamos del momento de la victoria, sino también sentimos orgullo y motivación en todo lo que hacemos, estamos más felices en el hogar, llegamos alegres al trabajo y tenemos emociones positivas en base a estos resultados, es decir: cambia nuestra actitud.

La actitud es la forma de actuar de una persona, la clave que nos abre muchas puertas, el secreto del éxito de muchos, pero también el fracaso de otros. Tener una actitud negativa ante la vida, te retrae, te nubla ante los problemas, pero sobretodo te aparta de los demás y te impide trabajar en equipo. Si nuestras voleibolistas no trabajaran en conjunto, hoy no gozarían el sabor del éxito.

Los deportes en general son eso, actitud, pasión y esfuerzo, sea cual fuese el deporte que uno practique, o con el que uno se identifique. El deporte no solo fortalece el cuerpo, sino también la mente y motiva al ser humano. Cuando la fuerza física nos abandona, es la mental la que la sustituye y es muchas veces, lo que marca la diferencia para conquistar los retos.

El punto es reconocer que, al estar vivos, tenemos la oportunidad de lanzarnos a la acción por aquello que deseamos, una y otra vez, las veces que sea necesario hasta obtenerlo. Casi nunca es fácil, y en la complejidad del asunto radica el gran goce de alcanzarlo.

Hoy vivimos un fervor nacional en la radio, en la televisión, en los diarios y, ni qué decir en Internet y las redes sociales. Hoy vivimos un ambiente de fiesta, de júbilo, de dicha que nos invita ver el mañana con más esperanza. Gracias chicas por demostrar que con ACTITUD se puede lograr lo que para muchos era inimaginable : ser uno de los mejores equipos del mundo.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *