Los videojuegos y el mundo empresarial

El WIF, World Innovation Forum es un evento anual realizado por la Red Laureate International Universities y que en esta oportunidad se realizó en  León Guanajuato, en el mero centro de la república mexicana.  Un Evento impresionante, con conferencistas “top” del mundo, como son Andy Cohen, Juan Enríquez Cabot y Tom Peters, un programa de lujo dedicado cien por ciento a la innovación.

images (1)

En particular, como presentador del evento para el mundo Laureate, tomé un particular interés en la disertación de Jesús Cochegrus, Director de Kaxan Media Group, empresa conocida por haber creado un videojuego llamado “Taco Master” que tuvo la gracia de estar entre los más vistos en el mundo ITunes durante algunas semanas.

La conferencia fue excepcional: clara, contundente y entretenida, muy formativa para gente como yo y seguramente para muchos de ustedes, que estamos en el mundo empresarial. Particularmente en mi caso, que también transito por el mundo de los juegos.

Así que trataré de presentar a ustedes un breve resumen de una ponencia que considero muy valiosa:

Cuando estamos en medio de un partido de básquet, si es ese el deporte que nos apasiona, no pensamos en nada más que en la bola, en los compañeros de equipo, los oponentes, el árbitro, el tablero y nuestra estrategia; no tenemos espacio en la mente para pensar en las facturas que debemos pagar, en los problemas que tuvimos hoy en la oficina, en el enojo con la pareja ni mucho menos en el stress de la semana: nos focalizamos totalmente!

Hace una par de décadas, aquel que tenía información tenía el poder. Hoy todos tenemos información y para tener poder gracias a esa información, debemos ser capaces de filtrarla y elegir aquella que es relevante para nuestros propósitos. Tener herramientas innovadoras tampoco nos hace innovadores, si no sabemos cómo utilizarlas para lograr nuestros propósitos. Ciertamente, estamos en un mundo diferente.

Cochegrus nos hizo recordar que el éxito llega rodeado de fracasos, también nos indicó que el negocio de los videojuegos es una industria de 25 mil millones de dólares.

Y entró de lleno en lo que siempre queremos escuchar en eventos del calibre del WIF: Las recetas, y así nos hizo una lista de 9 características estratégicas que los videojuegos tienen en común con las empresas excelentes:

  1. Desafíos retadores, pero alcanzables: Cuando uno recibe un encargo imposible se desanima y cuando recibe uno demasiado simple se aburre, se siente tonto y sub utilizado. ¿Están los retos de tu personal a la altura de sus capacidades? ¿Tienen las herramientas y el presupuesto necesarios para cumplir con éxito sus encargos?
  2. Premios constantes: Reconocimientos, monedas, flores, energía extra, armas, trofeos, galones. El sueldo puntual cada quince días está muy bien, es algo fundamental, pero no es suficiente, las personas necesitamos saber y sentir que nuestros jefes y los que nos rodean consideran que lo que hacemos es importante, que somos importantes, y eso es parte de una vida laboral sana.
  3. Reglas simples y congruentes: Cuando comes una manzana creces, cuando pisas una serpiente, te pica y te envenenas, pierdes fuerza y poder. Cuando haces un buen trato para la compañía y eso incrementa sus utilidades, recibes un bono, cuando la encuesta de satisfacción muestra que tus clientes están contentos con tus servicios, tu jefe te felicita delante de tus compañeros, cuando presentas tarde los estados financieros y ello no permite tomar riesgos controlados, tendrás una llamada de atención. Pocas reglas, muy simples, claras y que no generen posibilidad de dudas; lo que nos acerca los objetivos es bueno y lo que nos aleja de ellos es malo.
  4. Indicadores de energía: Cuando el héroe del video juego (o sea tú) acaba de recibir energía extra y de alimentarse bien, está listo para enfrentar grandes peligros, pero cuando está débil es mejor que camine con cuidado y sea cauto. Hay momentos en la vida de las empresas en los que el equipo se siente lleno de potencia, momentos en los cuales está preparado para implementar estrategias complicadas que requieren fuerza, precisión, constancia y aguante. En otros momentos bien vale la pena tomar un descanso, no provocar a varios competidores a la vez y caminar despacio.
  5. Barras de progreso / mapas de avance: El jugador necesita saber el score, necesita saber cuánto tiempo le queda y que tan lejos o cerca está de su objetivo siguiente. A ciegas no es divertido jugar. Indicadores. Los indicadores son en las empresas como los tableros de mando de un avión; nos permiten saber cada día, semana, mes año, lustro, como van las ventas, el ánimo del personal, la lealtad de los clientes, el nivel de la caja. El control de los indicadores a la luz del presupuesto nos ofrece claridad en la ruta.
  6. Enemigos que enfrentar: Un juego sin enemigos no es lo mismo, no mantiene la adrenalina en un nivel alto. En las empresas y en los negocios, los enemigos no son siempre los competidores; son los retos, las innovaciones, la implementación del ERP, la presentación de la propuesta, ganar la licitación, en fin, nos salen “enemigos” hasta debajo de las piedras; eso nos mantiene alertas. Como diría el célebre Buzz Lightyear en Toy Story: muchas veces hay que “saber caer con estilo” frente a los enemigos.
  7. La princesa: Nada tiene sentido si no está la princesa que necesita que la salves… y por supuesto, la princesa tiene que ser bella, nunca una señora gorda con granos en la nariz y desaliñada, esa es la bruja. En la empresa, a la princesa le llamamos visión, misión y valores. Si tus grandes sueños personales no están alineados con los de la empresa para la que trabajas, es hora de pensar en una renuncia, o como le llamamos hoy, una “desvinculación”.
  8. Multiplayer es mejor: El juego no nos gusta si siempre gana la misma persona; ni siquiera es tan divertido cuando siempre jugamos los mismos y no hacemos cambios. Alianzas, absorciones, adquisiciones y convenios hacen movidos a los mercados y los dinamizan.
  9. Nuevos mundos por descubrir: Nada más retador que no tener límites, poder avanzar en mundos paralelos, incursionar en lo nuevo. En el mundo de los negocios se trata de la innovación, la reinvención, la necesidad de transformarse precisamente cuando estamos bien, que es el momento en el que tenemos los recursos para hacerlo.

La vida es un juego, hay que disfrutarla!!!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 1,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *