Felicidad en el trabajo: ¿por qué importa y como podemos alcanzarla?

Felicidad en el trabajo: ¿por qué importa y como podemos alcanzarla?

¿Necesitamos sentirnos felices mientras trabajamos? ¿Realmente la felicidad eleva nuestro desempeño y nos permite establecer mejores relaciones en nuestro entorno laboral?

Si bien existe cierto escepticismo respecto a la posibilidad de ser felices en el trabajo, son varios los estudios que abonan en favor de las bondades que nos puede deparar este sentimiento que el DRAE define como «un estado de grata satisfacción espiritual y física”.

Por otra parte, a través del tiempo diversos pensadores han interpretado la felicidad y expuesto las razones por las cuales los seres humanos vamos tras ella. Tal vez una de las ideas que mejor describe lo que supone ser feliz en el trabajo es una que se atribuye a Buda Gautama, considerado el fundador del budismo: «No hay un camino a la felicidad; la felicidad es el camino«.

Así, si consideramos que nuestras actividades laborales representan el medio que nos permite alcanzar las metas que nos hemos trazado, lo natural entonces es que seamos felices realizándolas. En realidad, visto así, la única opción que tenemos para autorrealizarnos como deseamos es la de ser felices en y con nuestro trabajo.

Por ello, si crees que aún no has conseguido este estado de satisfacción espiritual y física, compartimos algunos consejos que se convertirán en una valiosa pauta para que vayas hacia él.

Genera una red de apoyo

Tener una buena relación con los compañeros y jefes es prioritario. En ese sentido, identifica a los líderes que generen confianza entre los trabajadores, que sepan comunicar y también reconocer los logros del personal.

Establece tus metas

Tener objetivos es indispensable para poder motivarse y trabajar con entusiasmo. Es muy importante que estas metas sean medibles, tengan un plazo adecuado y sean realistas.

Comienza tus días de la mejor manera

Se ha demostrado que las personas que arrancan el día de buen humor tienen un mejor desempeño. De modo que toma tu tiempo para disfrutar de un café por las mañanas, intercambiar algunas palabras con los compañeros y alimentar recíprocamente el ánimo.

Toma un descanso al aire libre

Hay especialistas que recomiendan hacer un alto al trabajo de escritorio cada 45 o 50 minutos. Estos quiebres te ayudarán a clarificar ideas y a reducir el estrés, en tanto sólo 20 minutos de aire fresco incrementarán tus sensaciones de bienestar y alegría.

Crea tu «nido»

La autora Jennifer Star sostiene que es necesario tener un espacio realmente propio para poder sentirse cómodo en el empleo. En este sentido, podrías por ejemplo decorar tu oficina y escritorio tanto como te lo permitan las políticas de tu compañía.

Encuentra a tu «mejor amigo» en el trabajo

Tener una persona con la que te sientas muy identificado en el trabajo puede hacer que contribuyas más al éxito de una compañía y que sientas que tu labor es más satisfactoria.

Termina tu día con gratitud

Nuestro cerebro recuerda mejor las cosas malas, así que a veces es necesario forzarlo a retener situaciones positivas. Estudios encuentran que charlar sobre las cosas buenas que te pasan hace que te sientas mejor y más optimista sobre tu labor, y este es un muy buen hábito para cerrar la jornada.

Conoce más sobre felicidad y otros temas vinculados al entorno laboral ingresando a nuestro blog.

Fuentes:

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-07-04/secreto-felicidad-filosofos-nietzsche-kant-aristoteles_1226385/

https://www.entrepreneur.com/article/268010

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *