Catástrofes y liderazgo: el caso chileno

La madrugada del 27 de febrero de 2010, Chile sufrió un terremoto de grado 8.8 que ha sido considerado entre los seis más grandes de la historia. El sismo provocó daños por alrededor del 20% del PBI chileno (de unos US$ 400 mil millones), a pocos días de que la presidenta Michelle Bachellet culminara su primer mandato y entregara el cargo a Sebastián Piñera. Pese a la magnitud de la devastación, el proceso de recuperación que siguió la nación sureña constituye un caso ejemplar por la eficacia y rapidez con que fue ejecutado.

upn_blog_epec_chile_27 abr

El caso interesó a los profesores de Wharton School  Michael Useem, Howard Kunreuther y Erwann Michel-Kerjan, quienes lo compendiaron en un libro que acaba de salir a publicación: “Leadership Dispatches: Chile’s Extraordinary Comeback” (Entrega de liderazgo: el extraordinario regreso de Chile).

Si bien los terremotos y desastres naturales son eventos que ocurren alrededor del mundo en cualquier momento, el profesor Michel-Kerjan sostiene que el de Chile 2010 no fue un terremoto cualquiera, ya que tuvo un impacto sumamente cuantioso en su economía y, entre otras cosas, movió el eje de la Tierra de forma permanente.

Por su parte, el profesor Useem señala que cuando empezaron a estudiar la recuperación chilena  se quedaron asombrados con los avances. “En seis semanas, con cerca de 1/3 de las escuelas del país destruidas o seriamente dañadas, más de tres millones de niños ya habían regresado a las aulas”. Asimismo, Useem refiere que en dos años se habían reconstruido las 250,000 casas destruidas por el sismo, y ello fue gracias a la participación activa el gobierno y los organismos privados. “Por lo tanto, de un lado tenemos un terremoto devastador, y del otro una de las recuperaciones más rápidas y completas que conocemos”, añade.

Desde su perspectiva, Howard Kunreuther piensa que confluyeron dos aspectos importantes: Primero, que había un presidente electo que aún no había asumido el poder cuando se produjo el terremoto, pero que debido a su extracción empresarial supo desde un principio qué es lo que se tenía que hacer. Para ello logró movilizar a un grupo de personas que lo acompañarían durante el proceso de recuperación.

El otro factor fue que Chile tenía un largo historial de terremotos, algunos de ellos de gran envergadura. Por eso contaban con una serie de instituciones capaces de hacer frente de forma efectiva a este tipo de eventos, lo que posibilitó que el presidente Piñera siguiera adelante con su plan de acción para alcanzar los objetivos que tenía ante sí.

Tampoco fue óbice la transmisión de mando, pues tanto la presidenta Bachellet como Piñera buscaron de manera coordinada respuestas rápidas para afrontar la emergencia. Una vez en el poder, el presidente Piñera confirmó sus prioridades: “Haremos dos cosas. Vamos a dejar este país tal y como estaba: las más de 200,000 casas destruidas se restaurarán. Todos los hospitales que se derrumbaron se reconstruirán. Las escuelas volverán a sus actividades. Haremos todas esas cosas y además dejaremos el país mejor preparado para el próximo terremoto”, manifestó en su momento.

El profesor Michel-Kerjan plantea que los buenos resultados se deben a que el nuevo gobierno, con el presidente Piñera a la cabeza, actuó con una visión clara y sólida. “Creo que Piñera y sus ministros fueron en su mayoría personas notables que no sólo se propusieron reconstruir, sino reconstruir mejor”.

Los tres académicos ponen énfasis en el estilo de liderazgo segmentado que llevó adelante Piñera. “Partimos de lo siguiente -anota Useem: uno no es capaz de hacerlo todo. Cuando entendemos eso nos damos cuenta de que necesitamos trabajar con otras personas. Sebastián Piñera siguió una visión, tenía una estrategia que lo acompañaba: reconstruir el país en un plazo ajustado y, al mismo tiempo, hacerlo más resistente en el futuro, así que puso su esfuerzo en escoger personas que entendieran su filosofía, que compartieran su visión por el país e igual de importante, que fueran resolutivos”.

Fuente:

http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/lecciones-de-liderazgo-inteligente-tras-el-historico-terremoto-de-chile-en-2010/

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *