Lecciones de un «tigre»

Durante los últimos tiempos un pequeño país (poco más de 100,000 km2, una décima parte del territorio peruano), se ha hecho conocido alrededor del mundo gracias a la calidad de sus productos. Se trata de Corea del Sur, una nación que al emanciparse de Japón y luego de sostener una prolongada guerra interna, tenía en la década de 1950 un ingreso per cápita inferior al de muchos países de América Latina.

upn_blog_epec_lecciones_tigre

¿Qué sucedió para que al cabo de un periodo relativamente corto, superando la devastación y el caos, al igual que un pobre nivel de institucionalización, Corea del Sur aparezca en el cuadro de los diez países más desarrollados del mundo, cuando no a la cabeza de varios indicadores en materia de educación y servicios?

Con el propósito de analizar las posibilidades de transferir la experiencia surcoreana a la región, la última semana de marzo, en el marco de la Reunión Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se realizó en la ciudad de Busán el “Foro de Intercambio de Conocimiento: las Experiencias de Corea y América Latina”.

Entre las décadas de 1960 y 1990, Corea de Sur redujo la pobreza de 48.3% a 7.6% y en la actualidad tiene una tasa menor a 5%, un logro que continúa siendo esquivo para las naciones latinoamericanas. En gran parte, las conquistas del país asiático se explican a partir de políticas de Estado que promovieron la industrialización y las exportaciones, pero no todo fue un lecho de rosas: hasta la década de 1980 la alternancia democrática fue cuestionada y sucesivamente los gobiernos fueron acusados de prácticas mercantilistas.

Sin embargo, Corea del Sur supo ordenar sus instituciones y convirtió a la meritocracia y la excelencia en los baluartes del crecimiento del país. La economía surcoreana es la más grande de los llamados “cuatro tigres asiáticos” (denominación que comparte con Singapur, Taiwán y Hong Kong) y el ingreso per cápita se sitúa en US$ 30,000. Según Forbes, es la sexta economía más poderosa del mundo, cuenta con un Índice de Desarrollo Humano (IDH) muy alto y su modelo educativo es un referente. Por si no fuera suficiente, está a la cabeza de la innovación universal según el Índice Global de Innovación.

Algunos de los temas abordados en el Foro de Busán fueron: i) Cómo replicar las políticas exitosas de promoción de la inversión y el comercio, ii) Qué tipo de reformas son necesarias para que los países de América Latina den el salto al desarrollo, iii) Cómo alinear la capacitación laboral a las demandas del sector privado y en general a las necesidades de las economías en crecimiento, iv) Tendencias de eficiencia energética, y v) Rol de la coordinación institucional para promover exitosamente las tecnologías de información y comunicación.

Sin duda, serán muchas las enseñanzas que se extraerán de esta cita, más aun tratándose de un país que hace 60 años confrontaba una realidad bastante más adversa y deprimida que la de la mayoría de naciones latinoamericanas y supo revertirla con éxito notable.

Fuentes:

http://blogs.gestion.pe/bid/2015/03/puede-america-latina-aprender-del-milagro-economico-de-corea-y-que-puede-aprender-corea-de-america-latina.html

http://events.iadb.org/calendar/eventDetail.aspx?lang=es&id=4420

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *