Green IT: la tecnología verde que optimiza los recursos de las empresas

Quizá nos suenen conceptos como Green IT o Green computing (tecnologías verdes). Y es que el color verde muchas veces lo encontramos asociado a la naturaleza o al cuidado del medio ambiente, así como en las nuevas tecnologías.

Definimos computación verde como la máxima optimización de los recursos informáticos en las empresas, pero con el mínimo impacto en el medioambiente, siempre maximizando su viabilidad económica.

La denominada por algunos como la cuarta Revolución Industrial cuenta con importantes avances tecnológicos en materiales físicos, procesos biológicos y tecnologías digitales, teniendo siempre como pilar al avance de los datos

Algunas de las tecnologías clasificadas como Green IT o tecnologías verdes, es decir las que contribuyen a la reducción del consumo de energía son:

  • Virtualización
  • Grid computing o computación de rejilla
  • Centros de datos
  • Teletrabajos

También es importante señalar algunos de los inconvenientes principales en los centros de datos pueden ser el elevado coste de energía, costes operativos o el sobrecalentamiento de los ordenadores.

Microsoft y los centros de datos verdes

Como una empresa líder, la compañía de Redmond también desarrolla tecnologías que ayudan a minimizar el impacto en el medioambiente. Hace poco, Microsoft dio a conocer que aproximadamente el 44% de la electricidad que usan sus datacenters provenía de fuentes de energía renovables, como la eólica, la hidroeléctrica o la solar.

Como resultado, han conseguido reducir las emisiones de carbono en 9,5 millones de toneladas métricas, comprado 14 mil millones de kilovatios y reducido el consumo de energía en un 10% en los 125 edificios que forman parte de su campus principal de Redmond (Washington).

Experimento bajo el mar

Con el fin de reducir el consumo de energía, en Microsoft han apostado por instalar sus centros de datos bajo el mar. Hay que tener en cuenta que el consumo energético de estos servidores suele ser muy alto (debido a la alta demanda de electricidad necesaria para refrigerar todos los servidores del CPD), y de ahí, la necesidad de reducir al máximo el consumo energético de las instalaciones.

Hoy en día, existe una preocupación por la continuidad del calentamiento global a pesar que este disminuyó en el año 2020 por causa de la pandemia en todos los países desarrollados. 

Este post es una colaboración de Edward Flores Masías, docente de la Facultad de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Privada del Norte

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *