Día Mundial del Riñón: prácticas saludables para el cuidado de tus riñones

En el Día Mundial del Riñón,  11 de marzo, te explicaremos la necesidad de mantener tu salud renal mediante la práctica de estilos de vida saludables. 

Se estima que 1 de cada 10 adultos tiene algún grado de enfermedad renal crónica (OMS/OPS).

La enfermedad renal crónica (ERC) es considerada un problema de salud pública que actualmente afecta al 10% de la población mundial y que cada día muchas más personas requieren tratamiento, pero no lo reciben porque no cuentan con las condiciones ni los medios para hacerlo.

La ERC es la pérdida progresiva de la función renal, esto sucede en meses o en años y puede conllevar a la necesidad del uso de diálisis (tratamiento que elimina las toxinas y exceso de agua en la sangre) o, peor aún, hasta un trasplante de riñón. Según las estadísticas de la Dirección General de Donaciones, Trasplantes y Banco de Sangre (DIGDOT) del Ministerio de Salud muestra que cada vez es mayor la lista de espera de este órgano principal del sistema urinario.

Actualmente más de 2 millones de personas en el mundo reciben alguno de estas alternativas de tratamiento, pero no es sencillo ni económico e implica la afectación de la calidad de vida de quienes la padecen, repercutiendo en su entorno personal, familiar y social.

Dentro de la Poblaciones de riesgo o con mayor probabilidad para contraer una ERC están:

  • Personas que padecen diabetes e hipertensión.
  • Mayores de 65 años.
  • Personas con enfermedades cardiovasculares.
  • Familiares de pacientes con enfermedad renal.
  • Personas sedentarias.

Por lo tanto, en el marco del Día Mundial del Riñón empecemos desde casa y asumamos la responsabilidad de cuidarnos y cuidar a los demás con prácticas saludables muy sencillas y a nuestro alcance como lo son:

  • Realizar actividad física diaria.
  • No fumar.
  • Dieta saludable.
  • Comer bajo en sal y azúcar.
  • Monitorear la presión arterial regularmente.
  • Mantener bajo supervisión y control si se padece de diabetes e hipertensión.

¡No lo olvides! Prevenir las enfermedades renales crónicas también está en tus manos. ¡Cuidemos nuestros riñones!

*Este post es una colaboración de Kathia Mercado Rojas, coordinadora de la carrera de Enfermería de la Universidad Privada del Norte.

Conoce más sobre temas actuales de salud ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *