Lutz Hernández, un futuro nutricionista que se forja a pulso

Cursando el 10° ciclo de carrera, nuestro futuro nutricionista nos cuenta que a pesar de los avatares vinculados a la pandemia su trabajo lo llena de satisfacción.

nutricionista

Lutz Hernández, quien próximamente se graduará de nutricionista, realiza una destacada labor en el hospital Bernales de Collique.

Desde muy pequeño Lutz vivió rodeado de un ambiente culinario. Entre ollas, sartenes y buenas preparaciones creció con la idea de ser un chef. Luego de terminar la secundaria, estudió en un instituto culinario, pero al cumplir 18 años tuvo que abandonar el sueño debido a problemas económicos. Sin embargo, se inició en un trabajo de cocina en el que arrancó como cocinero hasta convertirse hoy, mientras culmina su carrera de Nutrición y Dietética, en parte fundamental del área nutricional del hospital Sergio E. Bernales de Collique, Comas.

En la actual coyuntura el trabajo es más cargado y demanda mucha entrega. Algunos compañeros han sido separados debido a que se les considera dentro del grupo vulnerable, y a la vez deben atender a pacientes COVID.

«El trabajo es arduo pero reconfortante, ya que me permite poner mi granito de arena para el país y para quienes más lo necesitan en este momento»

Al haberse reducido al personal profesional, en ocasiones Lutz asume funciones de nutricionista. “Como técnico contratado, con una nutricionista empezamos a ver todos los casos, entre ellos los pacientes COVID-19, para quienes hay especificaciones en la alimentación que hace más complejo atenderlos. El trabajo es arduo pero reconfortante, ya que me permite poner mi granito de arena para el país y para quienes más lo necesitan en este momento”.

Lutz cuenta que varios compañeros se contagiaron y pasaron de 20 a 10 trabajadores. Debido a la carga de trabajo no ha tenido tiempo para poder estar presente en clases, aunque siempre se conecta para ver los videos y estudiar en sus ratos libres. En compensación al tiempo que permanece en su centro de labores, a Lutz lo han reconocido como otro “colega”.

Hay días en que nuestro estudiante se despierta pensando en la posibilidad de contagiarse y en que sus tareas lo han alejado de su familia. “Pienso en mi familia cuando regreso de trabajar, siempre trato de tener mucho cuidado e incluso he dejado de ver mi sobrino, de quien me hago cargo. Pero también pienso en los pacientes y en las personas que necesitan mi ayuda ahora”.

Aprecia lo aprendido en la universidad debido a que puede aplicarlo en su trabajo. “En UPN me he desarrollado como profesional y como persona y todo ese conocimiento me da ahora la posibilidad de contribuir a superar una etapa difícil en nuestro país”.

Conoce sobre nutrición, dietética y otros temas de salud ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *