«El reto del Covid-19 es enorme, pero no me da temor infectarme, asumo mi labor con el profesionalismo de siempre»

La pandemia de Covid-19 es un reto enorme, coinciden Enma Tapullima y Aldo Calero, obstetras y docentes de nuestra Facultad de Salud. Ellos comparten sus experiencias en estos días de ardua lucha contra el mortífero enemigo.

el reto del covid-19

El mundo está dando una guerra sin pausa contra el covid-19, teniendo en la primera línea a héroes anónimos que arriesgan la vida a cada instante: los médicos, enfermeros y asistentes que tienen la responsabilidad de atender a los pacientes.

Por esta razón, en UPN rendimos un homenaje a todos los profesionales de la salud que acuden a este llamado. Lo hacemos compartiendo la experiencia que viven y los peligros que enfrentan especialistas que se desempeñan como docentes de nuestra Facultad de Salud. Presentamos sus testimonios con nuestro profundo reconocimiento a cada uno de ellos.

Enma Tapullima, obstetra

Enfrentar una situación como la actual representa un reto enorme. En mi caso atiendo a gestantes y familiares aun cuando sabemos que hay una fuerte exposición a covid-19 por estar en la etapa de contagio comunitario”, nos dice Enma Tapullima, obstetra que se desempeña en el área de Emergencias y Centro Obstétrico de la Clínica Santa Isabel.

Nuestra también docente de la carrera de Obstetricia añade que su trabajo lo realiza con amor, aplicando habilidades blandas y dedicando a sus pacientes la responsabilidad, empatía y compromiso que merecen.

el reto del covid-19
Nuestra docente Enma Tapullima se desempeña en el área de Emergencias y Centro Obstétrico de la Clínica Santa Isabel.

No duda en afirmar que este es el reto más difícil de su vida profesional al exponerse a una enfermedad con un impacto de morbimortalidad inmediato. “No me da temor infectarme, asumo mi labor con el mismo profesionalismo de siempre, pero sí me daría pena llevar el virus a casa y transmitirlo a familiares cercanos con comorbilidad”, expresa.

En ese sentido, Enma toma medidas preventivas al máximo. “Me protejo lo más posible en el trabajo. Al llegar a casa, dejo los zapatos afuera, me lavo las manos, coloco mi ropa en un espacio aparte antes de lavarla y entro cuanto antes a la ducha”, refiere.

Por ello, pide a la ciudadanía cumplir con las medidas establecidas por el Estado. “Vivimos momentos difíciles para todos, pero necesitamos ser empáticos unos con otros. Estoy segura de que juntos superaremos este momento y hay aprendizajes que debemos extraer de esta pandemia: mejorar estilos de vida, reflexionar sobre lo importante del trabajo en equipo, del respeto mutuo, la convivencia saludable y la empatía hacia los demás”, concluye.

Aldo Calero, ginecoobstetra

Médico obstetra del hospital San Juan de Lurigancho, nuestro docente Aldo Calero asegura que la atención de sus pacientes durante esta pandemia es el reto más grande de su vida profesional.

“Debemos tener mucho cuidado al atender a las pacientes, siguiendo todas las medidas necesarias de higiene antes y después de ello. Lo mismo debemos observar al retirarnos a nuestros domicilios, evitando contagiar a nuestros familiares”, nos dice.

el reto del covid-19
Médicos obstetras atienden a pacientes que también podrían estar contagiadas de Covid-19.

Acota que en el hospital reciben equipos de protección tales como mascarillas, gorros e indumentaria especial en caso de pacientes con covid-19. “De igual modo, se ha iniciado la toma de muestra de prueba rápida a los trabajadores que de algún modo tienen contacto con los pacientes de covid-19.

Aldo coincide con Enma en la necesidad de que la ciudadanía apoye la lucha que libran quedándose en casa y cumpliendo con rigor las medidas que dicta el gobierno. “Hay que recordar que nos encontramos en la fase 3 o comunitaria o de contagio rápido y masivo”, subraya.

“Por ello -complementa- quienes tengan los síntomas deben llamar a los teléfonos de emergencia o acudir a los hospitales o centros de salud para que sean evaluados por un médico y se les tome el hisopado. Si alguien tiene la necesidad de salir a la calle, que lo haga protegido por mascarilla y siguiendo las recomendaciones de cuidado. Debemos estar tranquilos porque esta pandemia va a pasar si cumplimos con las medidas.

Nuestro docente considera para terminar que ahora sabemos la importancia de lavarnos las manos de forma permanente y que no contaminar el ambiente es posible. “Pienso también que la pandemia nos enseña a ser más solidarios, más humanos y a entender que las vacunas tienen una razón de ser”.

Conoce más sobre temas actuales de salud ingresando a nuestra plataforma de blogs.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 1,00 de 3)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *