Velocidad y comprensión lectora en estudiantes universitarios

velocidad y comprensión lectora en estudiantes universitarios

Reseñamos un estudio de los docentes Miguel Barboza-Palomino y José Luis Ventura León en torno a los resultados de la aplicación de un programa desarrollado para mejorar la velocidad y comprensión lectora en estudiantes universitarios.

La lectura es una actividad inherente a los procesos de aprendizaje y es una competencia que debe incentivarse desde los periodos pre-escolar y escolar. Más adelante, durante la etapa universitaria, es una actividad que revestirá mayor complejidad, ya que deben abordarse textos científicos. Sin embargo, nuestro país y varios otros de América Latina no muestran los mejores indicadores respecto a comprensión lectora y estudios recientes revelan que la carencia de esta actividad se ha agudizado en los últimos años. Esto ha llevado al planteamiento de estrategias que se reflejen en mejores resultados.

En tal sentido, señalan los autores, y a partir de investigaciones que sugieren que aquellos estudiantes con estrategias para la comprensión lectora suelen exhibir también mayores niveles de velocidad de lectura, han surgido programas que proponen técnicas para mejorar la velocidad y comprensión de lectura.

El estudio realizado se centró en un método clásico de lectura veloz que comprende técnicas que deberían contribuir a reducir vicios de lectura, particularmente en los procesos de percepción y concentración, a partir de la visualización global y la integración de palabras en frases. Para ello se seleccionaron 29 grupos de estudiantes universitarios matriculados en el primer semestre de carrera, manejándose la hipótesis de que dicho programa mejora la velocidad y comprensión lectora. Los procedimientos de investigación se aplicaron durante 16 semanas.

Al término de la investigación, los profesores Barboza-Palomino y Ventura encontraron que los estudiantes que acceden a la universidad, efectivamente, muestran pobres destrezas lectoras. No obstante, las pruebas estadísticas refutan las tesis respecto a que los niveles de comprensión mejoran a partir del incremento de la velocidad de lectura. Este dato los lleva a concluir, en consecuencia, que la comprensión lectora es una destreza que no se desarrolla automáticamente con la decodificación, sino que obedece al dominio de estrategias de comprensión.

Los autores han confirmado asimismo el carácter de proceso complejo y constructivo que otras investigaciones han atribuido a la comprensión lectora, entendiéndola como una herramienta cognitiva que se tiene que desarrollar, consolidar y ajustar en todo el proceso educativo.

Para acceder a la lectura completa del estudio, ingresa aquí.

Para conocer sobre otros temas vinculados a salud, ingresa a nuestra plataforma de blogs.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 8 mayo, 2019

    […] como apuntan recientes investigaciones, leer más rápido no necesariamente mejora la compresión. Sin embargo, sí que reduce la ansiedad […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *