Radiación ultravioleta: ¿por qué es tan peligrosa?

radiación ultravioleta: ¿por qué es tan peligrosa?

Si bien los rayos ultravioleta (UV) estimulan la producción de vitamina D y ponen de buen humor a la gente, con la llegada del verano es necesario exponerse a ellos con precaución.

Una sobreexposición al sol puede provocar desde quemaduras leves y agudas hasta afecciones graves como el cáncer de piel. De hecho, los rayos UV son la causa principal de este mal. Por ello, un factor a tener en cuenta para evitar insolaciones de riesgo es el horario en que recibimos las radiaciones, sobre todo en países cercanos a la región del ecuador, como sucede en nuestro caso. Para no recibir los rayos en su máxima intensidad, lo recomendable es tomar sol antes de las 11 de la mañana y después de las 4 de la tarde.

Para una mayor protección, utiliza bloqueador solar adecuado al tono de tu piel. También será conveniente que uses ropa de colores claros y fibra compacta, sombreros, gorras y lentes con protección UV. Asimismo, procura alternar los baños de sol con la permanencia en espacios donde haya sombra.

En el caso de niños y adolescentes considera algunas otras medidas, ya que habitualmente permanecen más tiempo al sol y esto los hace más vulnerables a las afecciones que hemos indicado. Lo mejor es que usen sombreros y polos de manga larga mientras no están en el agua. Por último, cubre especialmente con bloqueador algunas zonas sensibles como la cara, los hombros y la espalda.

Disfruta del verano evitando ponerte en peligro. ¡Cuida tu salud!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *