Salud mental: cifras reveladoras

Salud mental: cifras reveladoras

Alrededor de 4 millones de peruanos (un 12.5% de la población total) padecen algún tipo de enfermedad mental. Según datos del Ministerio de Salud (Minsa), durante el año pasado 917,091 personas fueron atendidas en alguno de sus establecimientos, una cifra significativamente mayor en relación a los casos atendidos en los dos años anteriores. Sin embargo, el problema mayor radica en que el 55% de las personas que padecen trastornos de salud mental no recibe atención.

Un informe del Instituto Integración revela que las enfermedades neuropsiquiátricas, entre las cuales figuran la depresión y el alcoholismo, ocasionan la mayor pérdida de años de vida en el Perú, situándose por delante de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Otro dato que hace evidente la brecha en la atención de pacientes mentales es el déficit de médicos psiquiatras: solo 39 centros del Minsa cuentan con un psiquiatra, cuando deberían ser al menos 300.

Sin embargo, pese a que aún presentamos desfases, hemos tenido progresos: el número de especialistas dedicados a la salud mental se ha incrementado en 35% en los últimos siete años. Asimismo, en virtud del Plan de Acción sobre Salud Mental 2013-2020 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), firmado por 194 países y del cual formamos parte, se acordó lo siguiente:

  • Aumentar en 20% el presupuesto destinado al tratamiento de desórdenes mentales.
  • Disminuir en 10% la tasa de suicidios.
  • Incrementar programas en beneficio de la salud mental en el 80% de los países que participan de este plan.

También conviene tener en cuenta recomendaciones y hábitos que contribuirán al buen estado de nuestra mente:

  • Alimentarse bien. Es beneficioso consumir alimentos ricos en vitamina B (huevos, plátanos, yogurt, paltas, atún, lentejas, entre otros) y DHA (pescado, almendras).
  • Ejercitar el cuerpo y la mente. Junto con la práctica de ejercicios por lo menos 30 minutos, tres días a la semana, también son recomendables actividades intelectuales como la lectura y los juegos de memoria.
  • Educarse e informarse. De acuerdo a la OMS, uno de los instrumentos vitales para la salud es la acción preventiva a través de la educación para la salud. Esto eleva las habilidades personales y la autoestima, medidas necesarias para mejorar la salud.
  • Dormir bien. Se aconseja al menos ocho horas de sueño diario para que el descanso sea completo y reparador. Dormir mal a menudo conduce a problemas de agresividad y otros que afectan directamente la conducta.

Hagamos de la salud mental una prioridad en nuestras vidas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *