Incontinencia urinaria femenina: ¿puede causar depresión?

blog-salud-incontinencia-urinaria-femenina

La incontinencia urinaria en la mujer puede afectar negativamente a su aspecto físico, psicológico y social. El escape de orina al toser o reir, tener urgencia al acudir al baño y miccionar involuntariamente al hacer alguna actividad física, son algunas de las características que muchas veces no cobran importancia pero podrían causar una pérdida prograsiva del autoestima.

Las mujeres que padecen de incontinencia urinaria pueden ser víctimas de una pérdida progresiva del autoestima, ansiedad y vergüenza, que podrían llevarla a un estado de depresión. Además es importante reafirmar que la incontinencia urinaria no se relaciona necesariamente con la vejez.
El suelo pélvico es la estructura muscular y ligamentaria que sirve de apoyo y sostén a los órganos que están contenidos en la pelvis, como la vejiga, útero y recto. Ante problemas del suelo pélvico, es importante acudir con un profesional de la salud para recibir un diagnóstico adecuado. De lo contrario, puede incrementar las probabilidades de contraer infecciones urinarias y alteraciones a nivel de la piel.

¿Qué condiciones pueden agravar mi incontinencia urinaria?

  • El sobrepeso
  • Presión producida por faja o pantalones ceñidos
  • Carga de peso indiscriminadamente
  • El parto (sobre todo si son varios) y embarazo provocan distenciones de los músculos del suelo pélvico.
  • El inicio rápido de ejercicios abdominales post parto sin haber trabajado el suelo pélvico.
  • Cirugías abdominales
  • Hernias abdominales e inguinales

¿Cómo puedo mejorar mi condición?

  1. Elabora un “Diario Miccional”: Registrando las veces que acudes al baño, la cantidad de liquido ingerido, el número de escapes de orina y tipos de actividades realizadas a diario, podrás tener una herramienta que permite conocer mejor la actividad urinaria diaria. El “Diario Miccional” se debe llenar durante las 24 horas por 3 días y servirá de ayuda al profesional de la salud que decidas acudir.
  2. Acude a tu ginecólogo: Es el especialista en enfermedades del sistema reproductor femenino (útero, vagina y ovarios), dentro de las cuales se encuentra la incontinencia urinaria.
  3. Acude a tu fisioterapeuta: Tras una evaluación, el especialista se encargará de reforzar la musculatura del suelo pélvico mediante ejercicios para esa zona. Además, el uso de electroestimulación y una mejor postura, te ayudará a recuperar tu suelo pélvico para mejorar tu calidad de vida.

*Este post es una colaboración de Rosmy Gagliuffi, director de la carrera de Rehabilitación y Terapia Física de la Facultad de Salud de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *