Cómo reconocer y corregir la plagiocefalia en tu bebé

cómo reconocer y corregir plagiocefalia salud

¿Has observado si tu bebé tiene los lados del cráneo muy planos o presenta asimetrías en el rostro? De ser positivo, tu hijo podría tener plagiocefalia.

La plagiocefalia es una malformación presente en los niños debido a la superposición de algunos puntos de unión de los huesos del cráneo, lo que a simple vista denota asimetrías en la cabeza y la cara.

Esta se origina por la aplicación de fuerzas externas de forma desigual en el cráneo en crecimiento. Los casos más frecuentes son:

•    Una mala posición del bebé durante el embarazo.
•    Presión prolongada en la cabeza del recién nacido durante el parto.
•    Mal uso de instrumentos como pinzas o fórceps a la hora del parto.
•    Que el bebé duerma recostado en un mismo lado.

Las deformidades más frecuentes se dan a nivel de la parte posterior del cráneo. Aquí un lado se ve más aplanado e incluso con menos cabello. En la parte anterior del cráneo también se puede ver un aplanamiento pronunciado donde un lado de la frente se ve más prominente, observándose un área más adelantada que la otra. En esta malformación también se puede observar un ojo más pequeño que el otro.

¿Qué debo hacer si mi hijo sufre de plagiocefalia?

•    Lo ideal es preparar el ambiente para no restringir el movimiento del bebé, acomodar una zona de confort para que pueda descansar tanto de lado derecho como izquierdo de la cuna.
•    Alternar la posición del bebé para dormir.
•    Cargar o apoyar al niño en ambos brazos u hombros.
•    Si por mayor comodidad apoya al infante sobre un lado, ayúdese de almohadas para posicionarse hacia el lado contrario. El uso de juguetes o peluches puede llamar la atención de su hijo, facilitando el cambio de postura.
•    Hacer un adecuado y temprano diagnóstico con el médico pediatra para descartar una craneosinostosis (cierre prematuro de una o varias suturas del cráneo).

Recuerde que para corregir la plagiocefalia debe acudir a un fisioterapeuta pediátrico para un abordaje integral. En esta intervención se trata la movilización de los huesos de la cabeza, se trabaja la musculatura del cuello y, de ser necesario, se utiliza un casco ortopédico que permita un adecuado crecimiento del cráneo.

*Este post es una colaboración de Rosmy Gagliuffi, coordinadora de la carrera de Terapia Física y Rehabilitación de la Universidad Privada del Norte.

 

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 1,00 de 3)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *