Memoria: para recordarlo mejor

memoria salud

Recomendaciones para ayudar a las personas de la tercera edad a fortalecer su memoria.

La memoria es una de las principales funciones del cerebro y su objetivo es recoger y guardar la información proveniente del mundo externo. La pérdida de memoria es una de las mayores amenazas para el cerebro que envejece; sin embargo, existen actividades sencillas que permiten entrenar y fortalecer esta importante función:

  • Cultiva tu interés. No hay duda de que se recuerdan mucho mejor las cosas que nos interesan que las que no. Por este motivo, es importante que nos interesemos en diversos asuntos de valor y, si nos parecen aburridos, tratemos de asociarlos a otras cosas más amenas.
  • Practica la meditación. Según un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts en colaboración con las universidades de Harvard y Yale, la meditación puede ayudar a fortalecer las áreas de la corteza cerebral encargadas de la atención y de procesar los estímulos sensoriales externos. Además de luchar contra el estrés y la ansiedad, la práctica de meditación diaria tiene beneficios adicionales.
  • Haz ejercicio físico. El ejercicio mental es importante para fortalecer la memoria, pero también lo es el físico. Y es que la práctica de ejercicio ayuda a mejorar la oxigenación del cerebro, lo que le permite a éste trabajar mejor.
  • Tranquilízate. Cuando no puedas recordar dónde has dejado algo, cómo se llama alguien o a qué hora es una determinada cita, lo más seguro es que te vayas poniendo cada vez más nervioso y ese estrés bloqueará definitivamente la memoria. Trata de tranquilizarte, cierra los ojos, respira hondo y vuelve a pensar en ello un par de minutos después, cuando no estés tan agobiado por ese despiste inicial. Seguro que lo acabas recordando.
  • Descansa bien. Cuando dormimos nuestro cerebro no descansa y es que, para él, es el momento de clasificar toda la información que ha ido absorbiendo a lo largo del día. Por eso son tan importantes las pausas en el estudio como dormir de manera suficiente.
  • Usa tu otra mano. Tanto si eres diestro como si eres zurdo, es importante que no olvides que tienes otra mano. Hacer pequeñas tareas con la mano con la que no estamos acostumbrados hace que nuestro cerebro se vea obligado a crear conexiones nuevas. A partir de ahora, abre las puertas con la otra mano, dibuja, ponte el reloj en el otro brazo o simplemente remueve la comida en la cazuela con la mano que habitualmente está ociosa: tu cerebro te lo agradecerá.

El doctor en neurociencia Francisco Mora T., experto en el funcionamiento del cerebro, refiere: “Cuando se habla del proceso de envejecimiento y se dice que mueren las neuronas es mentira; en una persona sana, la potencialidad plástica del cerebro se mantiene a lo largo de toda la vida”. En conclusión, si realizamos actividades que favorecen nuestra memoria vamos a contribuir a una salud mental favorable.

*Este post es una colaboración de Paulo Florián Arana, docente de la Facultad de Salud de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *