Rol de los psicólogos ante la violencia escolar

violencia escolra, bullying salud

Estando en pleno proceso electoral, políticos y ciudadanos discuten sobre problemas, necesidades y demandas de nuestra sociedad. La inseguridad ciudadana, los conflictos socio-ambientales, la reducida oportunidad para acceder a los derechos básicos de salud y educación y la crisis de valores dentro de la familia promueven y mantienen la violencia de distintas formas y en distintos espacios, uno de ellos las escuelas. A inicios del año escolar, nos preguntamos: ¿Los psicólogos debemos atender este problema? ¿Estamos preparados para hacerlo? ¿Qué debemos tener en cuenta en los programas de formación en Psicología?

La Ley 28369 señala que el psicólogo es el profesional de la conducta humana, con competencia en la promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento y recuperación de la salud mental de la persona humana, la familia y la comunidad. Así también, la OMS declara que la violencia, en sus distintas formas y tipos, es una de las principales causas que atentan contra la salud mental de las personas. Por tanto, los psicólogos tenemos el deber de atender la violencia escolar, comprendiéndola como una construcción psicosocial que requiere un análisis integral de las personas dentro de una realidad social.

En 2011 se promulgó la Ley 29719, conocida como la Ley anti-bullying, que declara la necesidad de designar, por lo menos, un profesional de Psicología en cada institución educativa, encargado de la prevención y el tratamiento de los casos de acoso y violencia entre los alumnos. En la reglamentación de dicha ley, en 2012, se dispone que los gobiernos regionales sean los responsables de presupuestar la contratación de psicólogos para las escuelas, teniendo como plazo hasta diciembre del mismo año. A la fecha, esta ley no es cumplida a cabalidad, y esto no es solo responsabilidad de los Gobiernos Regionales y el Estado Peruano, sino también de los mismos profesionales de Psicología.

Actualmente, el Colegio Nacional de Psicólogos del Perú reporta 27,000 profesionales colegiados a nivel nacional, de ellos 12,000 registrados en Lima. Por otro lado, el INEI (2014) reporta 101,229 centros de educación básica regular (pública y privada) a nivel nacional, de los cuales 8,000 están en Lima. Estas cifras indican el déficit de psicólogos en las instituciones educativas del Perú, lo cual no permite afrontar los casos de bullying que, según el Ministerio de Educación (Minedu), se duplicaron en el 2015 a 3,244 en comparación a 1,362 casos del 2014.

Es importante precisar que de los 27,000 profesionales de Psicología colegiados, no todos cuentan con una especialización para el trabajo en escuelas, abordando el problema de violencia escolar y promoviendo la convivencia democrática, tal como lo propone la Ley anti-bullying. Por lo tanto, actualmente los psicólogos no estamos preparados para abordar esta demanda social.

Parte de la solución de este problema se encuentra en el programa de formación de profesionales de Psicología, que debe orientar al estudiante hacia una comprensión integral del comportamiento humano, reconociéndonos como seres biopsicosociales, donde tanto las estructuras, funciones y condiciones biológicas, psicológicas y sociales tienen el mismo valor e importancia para la comprensión del comportamiento humano.

Otro aspecto a tomar en cuenta es la oferta de trabajo para el profesional de Psicología en el campo educativo. Este debe considerar remuneraciones acordes a un profesional especialista y demarcar líneas de desarrollo profesional dentro de ella. Esta condición es tarea de las instancias públicas de gobierno, así como de nuestro Colegio Nacional de Psicólogos del Perú, en su línea de promoción de sus profesionales.

Según reporte de la BBC, la psicología se encuentra dentro de las 20 profesiones con mayor demanda en el mundo, considerando solo el trabajo en el campo clínico (diagnóstico e intervención en enfermedades mentales, llamadas patologías). Considero que la formación del profesional de Psicología va más allá de la atención de enfermedades mentales, siendo la tendencia mundial la prevención y promoción de la salud, lo que se asocia a la modificación y/o adquisición de comportamientos saludables. Los psicólogos tenemos mucho por aportar a las distintas disciplinas y profesionales del campo de la salud.

Para la atención de la violencia en las escuelas, la formación del profesional de Psicología debe estar orientada hacia una comprensión integral del comportamiento humano, comprendiendo al individuo dentro de un contexto determinado (tiempo y espacio), así como al desarrollo de competencias que le permitan responder en los tres tipos de intervención: atención (tratamiento), prevención de enfermedades y promoción de la salud.

*Este post es una colaboración de Jacquelinee Rojas Livia, coordinadora de la Carrera de Psicología de la Universidad Privada del Norte.

Fuentes:

https://www.inei.gob.pe/estadisticas/indice-tematico/education/#url

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/04/130326_wanted_migrants_clickable.shtml

http://www.who.int/topics/violence/es/

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (2 valoraciones, promedio: 2,00 de 3)
Cargando…

Si estás interesado en estudiar en UPN, déjanos tus datos y te contactaremos a la brevedad.

Un momento, estamos procesando la información ...

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Luis ZAPATA PONCE dice:

    Muy bien JACQUELINE, acertada intervención.
    Mayores referencias ante el tema BULLYING Y CONVIVENCIA ESCOLAR, en OVCE
    http://www.observatorioperu.com , del cual soy integrante y, desde donde promovimos
    y trabajamos en la Ley 29719 y su Reglamento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *