Proyecto Uniones: una tarea de responsabilidad social

proyecto uniones: nuestra responsabilidad social

Hace dos años iniciamos en Polloc, Cajamarca, por iniciativa de nuestro director académico en dicha sede, un proyecto de responsabilidad social con el que nos propusimos mejorar la calidad de vida de sus pobladores. Hoy nos damos cuenta que Polloc ha significado para UPN muchas otras cosas.

Polloc es un proyecto académico en el sentido más amplio de la palabra. Este poblado rodeado de una bella campiña permite que nuestros estudiantes y profesores conozcan la realidad profunda del Perú, que en muchos casos es de extrema pobreza pero de un entusiasmo enorme por superarla.

Este aprendizaje nos llevó a introducir un cambio en el nombre de nuestro proyecto. Ahora lo denominamos “Uniones” y yo lo entiendo como un desafío que implica “cruzar el río y acomodar la carga mientras lo hacemos”.

En coordinación con las autoridades municipales, hemos acompañado a Polloc durante este tiempo aportando los planos para la construcción de la plaza mayor y un puente que requería la población. Nuestros docentes y estudiantes han conocido a los residentes y brindado clases a los profesores del colegio. Se trata de cosas pequeñas que, reitero, nos han dejado un gran aprendizaje.

De esta experiencia surge la idea de extender Uniones a las localidades donde tenemos sedes. Consideramos que el potencial integrador de nuestro proyecto constituye a la vez la oportunidad de unir voluntades para lograr un Perú sin pobreza.

Por ello, estamos trabajando en Trujillo con los distritos de El Milagro y Torres de San Borja, y en Lima hemos iniciado nuestra colaboración con los pobladores de Cerro Verde en Villa María del Triunfo y Laderas del Chillón en Puente de Piedra. Hemos establecido que una de las primeras tareas de los gerentes de nuestras futuras sedes será identificar un lugar en el cual podamos desarrollar Uniones.

Para dar sostenibilidad al proyecto, hemos firmado un acuerdo con Cruz Blanca, organización sin fines de lucro, a fin de levantar la información que requerimos en las zonas a las que llevaremos Uniones. Pero más importante aún, estos datos nos permitirán elaborar un manual de procesos que pondremos al alcance de otras universidades.

Pensamos que contribuir a erradicar la pobreza es el mejor aporte que podemos hacer al país como instituciones educativas.

En UPN nos estamos preparando para ello, pues el proyecto involucra no solo a docentes y estudiantes, sino también a las áreas de operaciones, infraestructura y otras. Necesitamos generar la masa crítica de personas que respalden nuestras acciones.

Estamos seguros que la experiencia de Uniones es para nuestros estudiantes una oportunidad excepcional en el propósito de desarrollar competencias: aprender a liderar, a trabajar en equipo, a comunicarse, a ser resilientes… en definitiva, aprender a ser mejores personas ayudando a cambiar vidas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *