Grandes aportes de la Psicooncología

Hace poco viajé a Estados Unidos para realizar una pasantía en un centro médico. Casi al concluir me percaté de un rótulo  -Unidad de Comprensión del Cáncer- un indicador de que cada vez se están haciendo mayores investigaciones para la mejoría de pacientes oncológicos, y en este camino los profesionales en psicología estamos llamados a colaborar con los equipos de salud para encontrar fórmulas que coadyuven a sostener la tranquilidad de personas afectadas por el cáncer. upn_salud_psicooncologia

Todos en algún momento hemos tenido a alguien cercano atravesando por esta enfermedad y nos hemos sentido movilizados emocionalmente y con la necesidad de ayudar de alguna forma en su recuperación. Y es que, nos hemos puesto a pensar, ¿cómo se siente un paciente que es diagnosticado con cáncer? ¿Cuáles son las ideas que pasan por su mente?

La psicooncología es una línea especializada entre la medicina y la psicología responsable del comportamiento del paciente y su relación con la enfermedad, prevención y tratamiento.

Ya Hipócrates, padre de la medicina, bautizó la enfermedad como karkinos, que en griego significa cangrejo. Después el médico Galeno otorgó validez al término cáncer. El verdadero estudio científico empieza hace ciento cincuenta años y desde entonces la  ciencia no se ha detenido y los equipos médicos multidisciplinarios se vienen fortaleciendo para combatir la enfermedad. En esta unidad, el psicooncólogo es una pieza importante, un psicólogo clínico formado en oncología que se une al equipo médico para asumir el soporte emocional del paciente y familiares desde el diagnóstico.

¿Emociones en un diagnóstico de cáncer? Pues sí. Este viene acompañado de connotaciones psicológicas para el paciente y su familia y por ello el desarrollo de esta nueva rama ayuda a superar la repercusión. El paciente desde que recibe la noticia se convierte en un superviviente. ¿Y qué hace un superviviente? Tiene que desarrollar fuerza, valor, coraje, empuje, para hacer frente a la ambigüedad, al miedo, la angustia, la ansiedad y sobre todo para mantener la esperanza de mejora. Surgen muchas preguntas en la mente del paciente y la experiencia es difícil, pues se dan sentimientos  y emociones que necesitan expresarse. Todos los planes se derrumban, la idea de futuro desaparece, el miedo lleva a percibir la realidad con un halo prejuicioso y el pensamiento se distorsiona con la fantasía en torno a la proximidad del fin.

En este camino, la psicooncología tiene como propósito mejorar la calidad de vida del paciente oncológico durante el proceso de la enfermedad en los aspectos emocional, cognitivo y social. Estudia también la influencia de los aspectos psicológicos sobre la aparición o desarrollo del cáncer y el comportamiento que se desencadena en los involucrados. Esta rama busca además la educación de la sociedad a fin de prevenir y conocer de qué se trata el cáncer, alternativas, que es una enfermedad curable y que existen grupos de apoyo.

upn_salud_psicooncologia_2

El psicooncólogo tiene tres objetivos básicos: 1. La prevención,  que implica promover la salud en la comunidad y prevenir la aparición de cáncer o los diagnósticos tardíos, 2. Intervención terapéutica y rehabilitación, pues cada vez hay mayores oportunidades de prolongación de la vida. Consiste en conferir al paciente un rol protagónico en su recuperación y la certeza de que es él el agente principal de su propia salud. Por ello debe participar activamente en su tratamiento. También consiste en dotar de mejores recursos, reducir la ansiedad y aprender a tratar con médicos o personal, así como conocer grupos de ayuda y prácticas para reducir el estrés a través de meditación y tiempo social, y 3. Cuidados paliativos, que ayudan a las personas con enfermedades graves o terminales mediante un soporte general. Todo ello implica un trabajo coordinado con personal a cargo.

En la actualidad el cáncer es una enfermedad manejable y mediante un componente científico tiene cada vez mejores alternativas de tratamiento. Países como Estados Unidos tienen sistemas de apoyo e información: Sociedad Americana contra el Cáncer, Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, Coalición Nacional para la Supervivencia del Cáncer, una institución que aboga por los derechos de los sobrevivientes de cáncer a través de un recurso denominado en español caja de herramientas del superviviente del cáncer, que guía paso a paso al paciente en su recuperación. Esta puede ser descargada por internet, pero también cuentan con centros de cáncer designados por el Instituto Nacional de Cáncer de EEUU.

Se ha avanzado mucho a nivel científico en la prevención y cura del cáncer y lo psicológico suma de manera significativa en la recuperación de los pacientes, junto con la parte médica, un equipo multidisciplinario y  un paciente motivado y bien informado. Parafraseando al doctor Elmer Huerta, con todo esto podemos generar los mejores resultados.

Lo que viene es prometedor, todo suma en la recuperación y los factores psicológicos cumplen un rol decisivo. “Las fuerzas naturales que llevamos dentro son los verdaderos sanadores de las enfermedades”, decía Hipócrates.

FUENTE:

  1. Confrontando el Cáncer.  Dr. Elmer Huertas.  Editorial Celebra
  2. Introducción a la Psicología: Eduardo Cosacov: Editorial Brujas
  3. El Poder.  Rhonda Byrne.  Editorial Atria
  4. www.pulevaszlud.com
  5.  www.boloncol.com

*Este post es una colaboración de Romy Díaz,  Directora Nacional de Psicología de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando...

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *