Turismo o la necesidad de escapar

El turismo es una actividad cuyo protagonista es el hombre y, generalmente, cada quien tiene su interpretación, por lo que definirlo es difícil. En una oportunidad le pregunté a un joven alumno cómo definiría el turismo y me respondió: «el turismo es una manera de pasarla bien». Un taxista definió el turismo diciendo: «turismo es que vengan muchos extranjeros para que usen mi carro y gasten dólares».

upn_blog_neg_turismo_20 ago

El doctor José Ignacio Arrillaga, en su libro Ensayos sobre turismo, define así al turismo: «Turismo es todo desplazamiento voluntario y temporal determinado por causas ajenas al lucro. Es el conjunto de bienes, servicios y organización que en cada nación determinan y hacen posibles esos desplazamientos y las relaciones y hechos que entre éstos y los viajeros tienen lugar». Asigna Arrillaga un carácter dinámico al turismo cuando dice «es todo desplazamiento» y participa de la tesis suiza de que el viajero con fines de lucro no es turista.

Su Santidad Juan Pablo II, en octubre de 1984, al encontrarse con los participantes del Congreso Mundial sobre la Pastoral del Turismo, expresó: «el turismo es una realidad compleja sometida a numerosas fuerzas e influencias económicas o de otro tipo, difíciles de captar en su totalidad».

Me atrevo a definir el turismo diciendo que es la tendencia natural del ser humano a cambiar de sitio para beneficiarse de las bondades de otros lugares distintos de aquel donde usualmente vive y descansar en un ambiente agradable, para su esparcimiento y recreación. Sin embargo, ¿por qué el hombre quiere cambiar de ambiente? ¿Por fastidio, por necesidad, por conveniencia? El director de una investigación de mercadeo dijo: la mayor razón para viajar se puede resumir en una palabra: escapar. Escapar de la aburrida rutina diaria, de lo común, de lo ordinario. Escapar del trabajo, del jefe, de los clientes, de la casa, del jardín, de los caños que gotean.

También se podría definir el turismo diciendo que es un fenómeno socio-económico que influye de gran manera en el crecimiento cultural y en la riqueza de los pueblos, o como el movimiento de humanos para intercambiar conocimientos, cultura, aventuras, credos, idiomas, etc.

No puedo dejar de compartir la definición que sobre turismo se consigna en nuestra Ley de Turismo: “Actividad que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un periodo de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocio, no relacionados con el ejercicio de una actividad remunerativa en el lugar visitado”. Mientras que turista es: “Cualquier persona que viaja a un lugar diferente al de su residencia habitual, que se queda por lo menos una noche en el lugar que visita, aunque no tenga que pagar por alojamiento, y cuyo principal motivo de viaje es el ocio u ocupación del tiempo libre, negocios, peregrinaciones, salud u otra diferente a una actividad remunerada en el lugar de destino”.

* Este post es una colaboración de Iván La Riva Vegazzo, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas (No hay valoraciones aún)
Cargando…

1 respuesta

  1. sandra dice:

    desearia saber informacion de la universidad para cursos de intercambio de estudios en el centro de idiomas en el extranjero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *